23 de octubre de 2010

Zapatero se hace el 'harakiri'


Imagínense que a mí, con mi título de Periodismo, me ponen a dirigir un hospital por puro nepotismo. ¿Qué pensarían? Lógicamente se quejarían y dirían que qué pinto ahí sin tener ni idea de sanidad. Pues una apreciación tan lógica no ha sido tenida en cuenta por el presiente Zapatero a la hora de rehacer su Ejecutivo. Leire Pajín, nueva ministra de Sanidad, se pone al frente de tan importante Ministerio con una pobre licenciatura en Sociología. Pero claro, por esa regla de tres, podrán decirme, ¿y qué pintaba antes Trinidad Jiménez? Pues la malagueña, nueva ministra de Exteriores, y de la que más adelante hablaré, es licenciada en Derecho… Con este pequeño ejemplo no quiero más que dar a conocer mi enfado: ¿Por qué nos han de “gobernar” ministros que no tienen ni idea de la materia que tienen entre manos?
Hace unos días desayunamos con una noticia, cuanto menos, chocante. El presidente del Gobierno había decidido, casi por sorpresa, dar un giro de 180 grados y cambiar a gran parte de sus ministros, empezando por la vicepresidencia primera, que pasó de las manos de Fernández de la Vega a las de Rubalcaba, y concluyendo con la desaparición de dos ministerios: Vivienda e Igualdad.
Tras ver estos cambios lo tengo claro: Zapatero no es que quiera perder las elecciones, sino que quiere salir humillado del Gobierno, protagonizando además la derrota más catastrófica de todo el socialismo. Y, lo hará, según todos los pronósticos, presentándose de nuevo a la reelección.
Pero hagamos un balance, según su formación, del nuevo Consejo de Ministros que ha establecido José Luis Rodríguez Zapatero:
1. José Blanco: Aunque no es nuevo en la Ejecutiva, merece la pena destacar que el ministro de Fomento es, sin duda alguna, uno de los altos cargos peor preparados de la democracia. De hecho, su madre se ha jactado alguna vez de “lo lejos que ha llegado su hijo” sin estar ni siquiera licenciado. Es decir, un verdadero hombre de partido. Sin más. Aunque empezó la carrera de Derecho, nunca llegó a terminarla.
2. Leire Pajín: Para muchos “el gran fichaje” de Zapatero. Licenciada en Sociología por la Universidad de Alicante, Pajín se ha convertido en el centro de críticas de la oposición (o de insultos como sucedió con el alcalde de Valladolid que debería ser duramente sancionado) y de gran parte de la ciudadanía tras haber sido nombrada, incomprensiblemente, ministra de Sanidad.
Zapatero felicita a Pajín
3. Trinidad Jiménez: La malagueña, licenciada en Derecho por la Autónoma, ha sido premiada por su jefe con el importante ministerio de Asuntos Exteriores tras el duro revés que sufrió en la Comunidad de Madrid, donde Tomás Gómez, con el orgullo por delante, consiguió imponerse a toda la cúpula del partido.
Pero para poder premiar a Trinidad, Zapatero se ha “cargado” al mejor ministro de los últimos años, Miguel Ángel Moratinos. Un verdadero diplomático, con una carrera intachable. Tras pasar por infinidad de embajadas de todo el mundo, fue desde 1996 la máxima autoridad de la Unión Europea en Oriente Próximo hasta que llegó al Ministerio. Sin duda, esta zona conflictiva del Planeta era de su máximo interés y nunca ha dejado de serlo. De hecho, el adiós de Moratinos ha sido recibido con tristeza en la prensa israelí. También en Marruecos, país que acercó posturas con España y la UE gracias a su destacada diplomacia, firmando acuerdos agrícolas de suma importancia. Además de haber mediado con gran acierto entre la monarquía marroquí y el Frente Polisario saharaui o con los países del Sahel, especialmente tras el secuestro de cooperantes españoles en la zona.
Pero a Moratinos se lo han quitado de en medio. Sólo Alemania y EEUU han aplaudido el adiós del diputado por Córdoba. ¿Por qué? Desde hace meses, Moratinos ha intentado constantemente que la UE estrechara lazos con Cuba y acabara con el bloqueo internacional al que tiene sometido a la isla. Para ello, el ministro consiguió que los hermanos dictadores cedieran en algunas de sus posturas (liberaron a presos políticos, se les permitió viajar al extranjero, se suavizaron restricciones…), pero la UE no dio su brazo a torcer y catapultó, mediante presión francoalemana, el adiós del mejor ministro de los últimos años. Al menos, sólo espero que acabe su andadura política como alcalde de Córdoba, una de las ciudades que más estimo.
Miguel Ángel Moratinos
4. Valerio Gómez: El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración estudió Ciencias Económicas y Empresariales en la Complutense. Sindicalista de la UGT, partidario de la huelga general y contrario a la reforma laboral. CCOO se ha mostrado satisfecha con el cambio, pues ve factible la modificación de la reforma laboral. Pero, ¿de verdad hará esto Valerio? En caso afirmativo, el Gobierno de Zapatero daría muestras, una vez más, de su debilidad. ¿Está dispuesto el Presidente? Habrá que esperar.
5. Rosa Aguilar: En Córdoba, ciudad donde tengo la suerte de pasar varios meses al año por motivos de trabajo, la ven como una traidora. Todavía no aceptan que su “alcaldesa” se haya bajado del barco a media legislatura y haya acabado en las filas socialistas. De hecho, si no se produce un golpe de timón a última hora (como podría ser la llegada de Moratinos), el próximo alcalde de la ciudad de la Mezquita será, por segunda vez en democracia, del Partido Popular. Rosa hizo daño a los cordobeses y, sobre todo, a Izquierda Unida. Buscó poder y notoriedad y lo ha conseguido. La nueva ministra de Medio Ambiente también es licenciada en Derecho, aunque, al contrario de sus colegas, es especialista en Derecho de Empresa.
6. Ramón Jauregui: Al menos, Zapatero se ha traído a su Gobierno a un buen político. El nuevo Ministro de Presidencia, que sustituye a una agotada y trabajadora María Teresa Fernández de la Vega, es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, además de perito industrial por la Escuela de Peritos de San Sebastián. El donostiarra, defensor del diálogo con ETA, ha sido europarlamentario durante el último año.
7. Alfredo Pérez Rubalcaba: El ministro de Interior es Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense. Con la renovación de su Ejecutivo, Zapatero ha nombrado a Rubalcaba vicepresidente primero. Lo ha convertido en su hombre fuerte. Sin duda alguna, el Presidente busca un golpe de efecto para poder remontar en las encuestas de cara a las próximas elecciones: acabar con ETA. Y el político que mejor conoce a la banda terrorista y todo su entramado social es Rubalcaba. Además, va a tener al lado a Ramón Jauregui para conseguirlo. Tras las palabras hace unos días de Arnaldo Otegui, donde no cerraba las puertas ni al diálogo ni al abandono definitivo de las armas, Zapatero ha apostado por la lucha contra el terrorismo como su última baza de cara a las elecciones de 2012. Y para ello necesita a Rubalcaba, a mi modo de ver, el único político capacitado para derrotar a la banda.
Rubalcaba, nuevo hombre fuerte de Zapatero

El resto del Gobierno
Ciertamente, el resto de ministros, es decir, los que estaban antes de la renovación tan profunda de la pasada semana, son los más destacados en cuanto a titulación académica. Quizá, quien ostente menor preparación sea Carme Chacón, licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona. Sin embargo, Ángeles González-Sinde, ministra de Cultura, es licenciada en Filología Clásica y tiene un máster en Guión Cinematográfico, siendo así la única ministra que ha realizado un título posterior a la licenciatura. Manuel Chaves, ministro de Política Territorial, es Doctor en Derecho por la Universidad de Sevilla; Francisco Caamaño, ministro de Justicia, Doctor en Derecho por la Universidad de Santiago; Miguel Sebastián, ministro de Industria, doctor en Economía por la Universidad de Minnesota (EEUU) y licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Complutense.
La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia es licenciada en Ciencias Biológicas, con especialidad en Genética y doctora en Biología Molecular en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Elena Salgado, ministra de Economía y Hacienda, es licenciada en Ciencias Económicas, con la especialidad de Estructura, y en Ingeniería Industrial, con la especialidad en Energía.
Por último, el ministro mejor formado y también uno de los más valorados junto a Rubalcaba, es Ángel Gabilondo. El ministro de Educación es Catedrático en Metafísica por la Universidad Autónoma de Madrid. Es el único de todo el Gobierno que tiene una cátedra.
Ángel Gabilondo, el ministro con mejor formación
Injusticia con Igualdad
Con toda esta renovación, Zapatero ha eliminado dos ministerios: Igualdad y Vivienda. Ambos pasan a ser ahora Secretarías de Estado y las dos ex ministras, Bibiana Aído y Beatriz Corredor seguirán al frente de ambos. Si bien respeto y defiendo la supresión de la cartera de Vivienda, al menos por motivos económicos, no entiendo ni amparo la de Igualdad. Me explico.
Zapatero ha demostrado no ser un hombre de principios. El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el presidente manifestó que el Ministerio de Igualdad se mantendría “por mucho tiempo”, alegando que las voces que tanto se habían manifestado en su contra nunca serían satisfechas, puesto que Igualdad era el ministerio más barato y joven de la historia. Y, como bien indica Carlos Carnicero en una de sus columnas hace unos días, razón no le faltaba al presidente: Igualdad costaba anualmente a las arcas nacionales unos 100 millones de euros, es decir, más o menos la misma cantidad que pagó Florentino Pérez al Manchester por el fichaje de Cristiano Ronaldo. Entonces, ¿por qué ha satisfecho ZP a todos aquellos cavernícolas que bramaban contra ese Ministerio al que denominaban de “Igual-da”? La España negra, encabezada por Losantos, la tele del toro y compañía ha sido recompensada por un presidente sin personalidad. Porque la joven Bibiana Aído ha hecho sus deberes y se ha dejado la piel, con un pequeño grupo de colaboradoras, por sacar adelante un ministerio que, cuanto menos, era necesario.
La nueva ley del aborto, la educación sexual en las aulas o la publicación de las muertes por violencia de género son algunos de los logros que eran más que necesarios en esta España del siglo XXI. De hecho, sus políticas se han llevado a Europa de mano de la presidencia española, consiguiéndose que, por ejemplo, se hablara en todos los países miembros de la violencia de género, algo que permanecía todavía en lo más profundo de los silencios. Gracias a su labor, se ha creado el Observatorio Europeo sobre Violencia de Género, un organismo que sirve para recopilar datos y estadísticas comunes, porque en la actualidad se desconoce el alcance real de la violencia contra las mujeres en la Europa de los 27. Por ejemplo, y concretando, gracias al trabajo de Aído, Francia publicó las cifras de las mujeres que habían caído a manos de sus maridos, produciendo tal shock en la ciudadanía gala, que ya se ha aprobado un Plan de Lucha contra la Violencia de Género.

Bibiana Aído, nueva secretaria de Estado de Igualdad
A pesar de estos logros, y otros muchos más que no citaré para no extenderme más, como por ejemplo las continuos controles en empresas para conseguir la igualdad salarial entre hombres y mujeres, Bibiana Aído ha dado una lección a Zapatero aceptando el cargo de secretaria de Estado de Igualdad, a las órdenes de Leire Pajín, puesto que será el ministerio de Sanidad quien abrace esta Secretaría. Porque para Aído lo importante es el proyecto que está realizando, no el cargo. Sin duda, la joven ex ministra (a la que he escuchado personalmente en varias ponencias) tiene futuro, ya que, a diferencia de muchos de sus colegas, ha demostrado un gran sentido de responsabilidad. Algo que, por desgracia, escapa y mucho de las miras del Presidente (saliente) del Gobierno.

3 comentarios:

oscarvalero dijo...

Es un análisis interesante.
No me parece mal que el Ministerio de Igualdad pase a ser Secretaría de Estado. La igualdad debería impregnar todos los ministerios; en un gobierno que se llame progresista las inspecciones de trabajo para igualdad de sueldos, la ley del aborto y la educación sexual podrían salir motu proprio de los ministerios correspondientes ¿no?
No me identifico sin embargo con los trogloditas de la derecha.

Anónimo dijo...

Buen artículo. Creo que el problema surge desde la base: aceptar "antropológicamente" que el gobernante posee aptitudes. No las tienen. Zp difícilmente completaría un módulo de FP. Repetiría, al menos, seis veces para aprobar cualquier asignatura de tercero de Filosofía. Leire Pajín es la demostración de la democracía facilona, provinciana, de chicle, analfabeta, fea. Y, además, mal vestida. Coincido con el inefable Juan Manuel de Prada (del que se ríen hasta sus vecinos) en esta frase: "Titular de machista a León de la Riva es tan estúpido como tildar de feminista a quien haga chistes con la calva de Rubalcaba".

Anónimo dijo...

Manuel Chaves q no Chavez (ese es el de Venezuela) y el próximo candidato a la alcadia de Cordoba es Juan Pablo Duran. Moratinos acabara de parlamentario y de embajador de Cordoba 2016 si no gobierna el PP