28 de diciembre de 2012

Se va otro año de 'miércoles'

Tras dos meses fuera, todo sigue igual. Los mangantes siguen mangando, los pobres siguen empobreciéndose y la mayoría pagamos los errores de la minoría. ¿Hasta cuándo?

21 de diciembre de 2012

Un país que no se calla

Mi experiencia boliviana me hizo aprender que no todas las sociedades son tan sumisas ni conformistas como la nuestra. Allí, la gente se queja, grita y echa a los gobernadores que no cumplen con su palabra

14 de diciembre de 2012

CasaTaller: cuando la autogestión es la solución

CasaTaller es un espacio autogestionado de La Paz que se ha convertido en uno de los lugares de encuentro más importantes para la creación artística boliviana

Pocos son los espacios autogestionados que uno puede encontrarse en Bolivia. El ‘mARTadero’ en Cochabamba, con una idea parecida al Matadero de Madrid, pero asambleario y autogestionado, es uno de los pocos ejemplos que existen en el país. En La Paz, tampoco hay mucho donde elegir. “No hay costumbre”, me dicen algunos amigos con los que he tratado el tema. Sin embargo, CasaTaller surge como un oasis en medio de tan vasto desierto. “Queremos que la CasaTaller sea un lugar de encuentro para la creación artística”, explicaba en el diario La Razón de Bolivia, Canela Palacios, una de las impulsoras del espacio a las pocas semanas de su apertura. Desde entonces ya han pasado nueve meses.

7 de diciembre de 2012

La dura vida del minero potosino

Desde que en 1545, los españoles empezaran a explotar las minas de Potosí, el Cerro Rico no ha dejado de dar mineral, aunque las condiciones de los mineros son tan duras como hace cinco siglos

1 de diciembre de 2012

El sueño de la tierra


Varios libros han caído ya en las muchas horas de autobús que estoy sufriendo por Bolivia y Perú. Según mis cálculos, en las últimas tres semanas han sido más de 120 horas las que he pasado sobre ruedas. Y leyendo y leyendo, he terminado con un clásico que me ha hecho pensar en Andalucía a pesar de los miles de kilómetros que ahora me separan de ella. Especialmente, me he acordado de las aguerridas gentes de Somonte, el SAT y de su incansable lucha. Lean, a ver qué les recuerda…