21 de febrero de 2012

16 de febrero de 2012

Lo que no nos han contado de la Reforma Laboral del Partido Popular

Abaratar el despido y aprobar el contrato más precario de la democracia han sido las medidas estrella de una reforma que debe sacar a la gente a la calle

Intentar resumir en un solo artículo todas las injusticias que ofrece la nueva Reforma Laboral presentada hace unos días por el Ejecutivo de Rajoy sería, sencillamente, imposible. Son tantos que intentaré explicar los más destacables, intentando así abrir los ojos a los miles de ciudadanos y ciudadanas que todavía no han entendido la gravedad del asunto.

En primer lugar, el Gobierno lo que sencillamente busca es pagar menos desempleo. Por ejemplo, ahora se autoriza a las ETT (Empresas de Trabajo Temporal) a actuar como agencias privadas de colocación, es decir, que si una ETT te llama porque estás cobrando el paro y te ofrece alguna de sus maravillosas ofertas tendrás que aceptar, porque si rechazas tres de ellas, te quitarán el paro. Sin más. Aunque estés cobrándolo un mes. Lógicamente, así es fácil recortar los gastos, sobre todo si un doctorado en Derecho rechaza tres trabajos recogiendo patatas o de camarero a media jornada.

Se impulsan los contratos de formación, que amplían la edad máxima a los 30 años. En resumen, hasta esa edad podrán contratarte por sueldos raquíticos de 300 o 400 euros, alegando que te están formando. Además, antes solo podían hacerte un contrato así en tu vida, pero ahora ya no. El insigne Mariano permite que te hagan ese contrato de formación y aprendizaje las veces que haga falta hasta que llegues a los 30, siempre que te cambien de sector en una misma empresa, o en otra nueva.

El contrato más precario de los últimos 40 años
Contrato indefinido de apoyo a los emprendedores: El contrato al que se refiere la ley con tan rimbombante nombre no es más que un contrato con despido libre y gratuito al que podrán acogerse más del 99% de las empresas de este país (según datos estadísticos), pues son las que tienen menos de 50 trabajadores, sin pedir otro requisito, es decir, aunque no estén en crisis y su negocio sea boyante. Lo más chirriante es que este contrato “tendrá un periodo de prueba de un año”, es decir, que se podrá terminar cuando al empresario le dé la real gana, porque finalizar un contrato en periodo de prueba no equivale a un despido. Por tanto aunque estés embarazada, hayas sido padre o seas delegado sindical, te podrás ver en la calle porque sí a los once meses y medio de haber sido contratado.

Y es más, si aplican este contrato a un joven menor de 30 años y que esté cobrando el paro, el negocio será redondo, pues recibirán una deducción fiscal de 3.000 euros y otra del 50% de la prestación por desempleo que viniera cobrando el trabajador durante un año. Por su parte, el contratado podrá cobrar voluntariamente un 25% de lo que recibía por estar desempleado. Con esto, las empresas darán prioridad total a contratar a parados que estén cobrando el desempleo, pues ya no solo les pagarán poco, sino que encima ganarán dinero. Así que los jóvenes que buscan su primer empleo o los parados de larga duración que ya no cobran nada, que se olviden de ser contratados, pues aportan muchas menos bonificaciones fiscales.

Después, Mariano nos vendió la moto de que se elimina el encadenamiento de contratos temporales. Normal, si el nuevo contrato “indefinido” tiene muchas más ventajas...  Pero hay más, porque se modifica el contrato a tiempo parcial, ya que se admite que se realicen horas extras en este tipo de contratos. O lo que es lo mismo, se permite que se haga este contrato a un trabajador de jornada completa y si viene un Inspector siempre se podrá decir que, casualmente, ese día está haciendo horas extras porque ahora SÍ podrá hacerlas. El trabajador cotizará menos y la diferencia la cobrará en B, con lo que luego cobrará menos paro. Ventajoso para el Gobierno y para el empresario.

La flexiinseguridad

Desde Europa se nos ha vendido mucho la moto de la flexiseguridad, es decir, más flexibilidad para el empresario, pero manteniendo la seguridad en el empleo del trabajador. Pues bien, váyanse olvidando. Si eso era injusto, esto lo es mucho más. “Clasificación profesional y movilidad funcional”. El gobierno de Mariano dice que con esta medida “se facilita la adaptación de los trabajadores a nuevas funciones”. Nosotros decimos que si quieren echar a un jefe de redacción, lo podrán poner a hacer fotocopias o a rellenar los anuncios de contacto de su periódico. Con esto solo buscan forzar la baja voluntaria del trabajador para no tener que pagar el despido.

Pero la Reforma va un paso más allá. “Movilidad geográfica, con condiciones objetivas para seleccionar a aquellos trabajadores con menos cargas familiares”. O lo que es lo mismo, que si quieren echarte y no tienes hijos podrán mandarte de comercial con objetivos al islote Perejil. ¿Queréis más? Pues ahí va otra buena: “El empresario podrá modificar la jornada de trabajo, el horario y sistema de rendimiento”. Es decir, que si quieren fastidiarte te cambian el turno y si no estás de acuerdo, a la calle. Y las empresas que estén en crisis podrán obligar a sus trabajadores a acogerse a la reducción voluntaria de jornada. Digo obligar porque si el trabajador acepta, la empresa tendrá una bonificación del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social. Vamos, que o reduces jornada (y sueldo) o te vas a la calle.

“Modernización de la negociación colectiva”, dice Rajoy. Se da prioridad sobre ningún otro a los convenios de empresa, de forma que cualquier empresa podrá poner los salarios que le dé la gana y la jornada que le apetezca diga lo que diga el convenio. Solo tendrán que conseguir que se lo firme el delegado. Pero si este delegado es de los de verdad y decide no firmar, la empresa podrá llevar el tema a la “solución extrajudicial de conflictos” e incluso a instancias superiores como la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos, que nombrará un árbitro que resolverá la situación. Pero claro, si una empresa llega hasta aquí es porque su situación económica es difícil, por tanto siempre podrán vaciar la empresa, crear una nueva que emita facturas a la vieja y compre sus bienes, despedir a los trabajadores rebeldes y pedirle al FOGASA (Fondo de Garantía Social) que se encargue de pagarles. Esos despidos los pagaremos entre todos.

Pero si todavía hay algún delegado que no firma el convenio, se deberá llegar a un acuerdo antes de dos años, si no, el convenio se tira a la basura. La empresa podrá aplicar salario mínimo (641 euros), jornadas de 40 horas, descaso de 1,5 días semanales y 30 días naturales de vacaciones. ¡No está mal eh!

Abaratar despidos

Fátima Bañez, ministra de Empleo
Quien actualmente no tenga un contrato “made in Rajoy” se puede dar por jodido. Nos olvidamos de los contratos indefinidos de verdad y del despido decente (45 días por año trabajado). El año que viene todo el mundo tendrá el nuevo contrato “indefinido” con un año de prueba por el que podrán quitarte de en medio cuando les apetezca y volver así a empezar el proceso.

A la hora de ejecutar un ERE ya no tendrá que ser revisado por un juez. Es decir, con que firme el delegado desinformado de turno será más que suficiente. Dice Mariano que así armonizamos nuestra legislación con los países de nuestro entorno. Qué pena que el sueldo mínimo no se armonice también. En Francia, Inglaterra, Italia, Alemania... el sueldo mínimo triplica al nuestro. Ninguno baja de 1.200 euros.

“A partir de la reforma, se generaliza la indemnización por la extinción de contrato indefinido a 33 días por año trabajado en caso de despido improcedente, con un máximo de 24 mensualidades”. O lo que es lo mismo, si algún currante tiene la suerte de no firmar un “contrato indefinido al estilo Rajoy”, o no es trasladado, ni le bajan el sueldo, ni le quitan el convenio... podrá ser despedido por mucha menos pasta que antes.

La indemnización por la extinción del contrato indefinido será de veinte días trabajados en caso de despido procedente u objetivo. Con tres trimestres seguidos con un porcentaje menor de beneficios ya es suficiente para aplicarlo. Es decir, todos los casos habidos y por haber. Aun así, las pymes (es decir, el 99,5% de las empresas españolas) no tendrán que pagar despidos porque podrán acogerse al FOGASA (Fondo de Garantía Salarial), así que los pagaremos entre todos.

Se exige que el empresario ofrezca cursos a sus trabajadores. Durante el periodo que esté formándose se suspende el contrato con el trabajador, pero este sigue cobrando su sueldo. Es decir, Pepe, firma aquí, que dice que CC.OO. te ha dado un curso. Si no lo firmas, ya sabes dónde está la puerta. Es lo que hay.

No te pidas la baja

Luis de Gindos, ministro de Economía

Llegamos a otro de los platos fuertes de la Reforma Laboral de don Mariano. Se va a controlar el absentismo “injustificado” que ocasionan a la empresa “un elevado coste económico y organizativo”. Para ello, se elimina el grado de absentismo del trabajador y la plantilla para justificar el absentismo como causa de despido. A partir de ahora solo se tendrá en cuenta el absentismo del trabajador, es decir, que si te pones enfermo y estás un tiempo considerable de baja estarás en la calle aunque no haya afectado a la productividad de la empresa o tu baja sea totalmente justificable.

Gracias a los compañerxs de laboro-spain.blogspot.com, podemos explicar esto un poco más. Supongamos que trabajas de lunes a viernes, por lo que dos meses seguidos son 45 jornadas hábiles. Con la reforma, lo que ocurre es que si tuvieras dos bajas en dos meses que sumaran nueve días, te podrán hacer un despido objetivo procedente con indemnización de 20 d/año como máximo de 12 mensualidades sin necesidad alguna de que tu empresa haya sufrido perjuicio alguno por tu ausencia ni de que la empresa tenga ningún tipo de pérdida económica. Da igual que tu baja sea todo lo justificada que quieras. Da lo mismo que tu empresa tenga beneficios de miles de millones de euros. Estarás en la calle.

La única opción para salvar esto es que la baja sea al menos de 21 días. Pero... es ahora cuando entra el juego de las mutuas. Pues aunque ahora mismo solo puede darte de alta tu médico de cabecera, los empresarios están luchando (y están cerca de conseguirlo) para que sean las mutuas quienes den el alta. Es decir, unas asociaciones empresariales a las cuales, seguramente, se les va a dar la potestad de dar de alta al trabajador en cualquier tipo de baja. En menos de seis meses estará (o no) aprobado, pues así lo recoge la Reforma Laboral. ¿No es eso inconstitucional? Sí, pero les da igual.

Pero hay todavía más: “Se impulsará que los desempleados que estén cobrando la prestación realicen servicios de interés general en beneficio de la comunidad a través de convenios de colaboración con las administraciones públicas”. Esto es, que los Ayuntamientos, que están más tiesos que la mojama, podrán pedir parados gratis que hagan los trabajillos que nadie quiera hacer.

Y todavía hay más puntos que podría desarrollar para justificar lo injustificable de esta Reforma Laboral que nos han vendido como la herramienta necesaria para crear empleo. Abaratando el despido y creando el empleo más precario de los últimos 40 años. Esa es la única verdad como se ha podido ver en este análisis. Por tanto, pienso que es vital vuestra participación el próximo domingo, 19 de febrero, en la manifestación contra esta sangrante reforma laboral. El movimiento 15-M de Madrid participará en un bloque crítico que partirá desde la Cuesta de Moyano (Atocha) a las 12:00 horas del domingo. En Yecla, Comisiones Obreras pone autobuses para ir a Murcia. ¡Os esperamos! Porque hemos de dejar el miedo a un lado. Miedo a la huelga, miedo a la calle, miedo a la policía, miedo al despido... Vivir con miedo no es más que la esclavitud del siglo XXI. Por nuestro futuro. Por el de todos y todas. Porque no podemos consentir que derechos que ha costado años de lucha y sangre conseguir, sean eliminados en un año sin remordimiento alguno. ¡Movilízate!

14 de febrero de 2012

Dedicado a todos aquellos que solo ven cifras y no personas: Stop desahucios


Despliegue policial en el desahucio de Trini
Hoy ha llegado a mis manos un documental que grabó un compañero de la Asamblea de Carabanchel del 15 M hace exactamente cuatro meses. En él se puede ver la lucha infructuosa de Trini, una vecina del barrio que fue expulsada de su vivienda con un despliegue policial digno de película. Más de 20 furgones policiales (lecheras) llegaron a la puerta de Trini para poder expulsar a ella, a su marido y a su hijo. Los más de 50 compañerxs que lucharon por no permitir el desahucio tuvieron que sucumbir ante el amplio despliegue y la negativa de Trini a resistir en la puerta. 

Se lo dedico a todos aquellos que solo ven cifras, números y billetes, olvidándose del verdadero drama humano que hay detrás de cada desalojo. ¿Esta es la democracia que queréis? ¿Este es el estado policial que tanto os gusta? Lo siento, pero yo esto lo quiero cambiar. Y cada vez somos más. Hay dinero para salvar bancos y no para salvar personas. No nos rendiremos.

Desahucio de Trini y su Familia en Carabanchel from lazariguejah on Vimeo.

13 de febrero de 2012

Defiende la agricultura orgánica y sostenida: no a los transgénicos

La gran revolución biotecnológica, necesita de una contrarrevolución que luche por el cooperativismo agrícola

Ante comentarios ultraliberales como el que profesa el tal Bastiat en el artículo anterior titulado De semillas, patentes y transgénicos, no puedo quedarme callado. Un defensor de la libertad como él estará de acuerdo en que se informe de verdad y con todo tipo de detalle a los ciudadanos y ciudadanas para que elijan qué tipo de alimentos quieren comer y quieren dar a sus hijos. ¿Quieren alimentos donde el uso intensivo de productos químicos es la nota dominante?

Lo único que pedimos cada vez más ciudadanos es que la agricultura salga de la Organización Mundial de Comercio para que deje de ser un negocio atroz con el que juegan grandes multinacionales como Monsanto, la cual sí ha contaminado con semillas los campos de medio Estados Unidos. ¿Por qué se ha multiplicado por varios millones el número de hectáreas cultivadas con productos transgénicos en Norteamérica y todo el mundo? ¿Por qué se ha subvencionado a países subdesarrollados como México la venta de este tipo de semillas contaminadas (o tratadas en laboratorio, como dicen los defensores) sin avisar de lo que se estaba vendiendo?

Estos productos no aportan nutritivos extra a los consumidores, lo único que aportan es exclusividad en las semillas para quien las produce. Por ejemplo, Monsanto, esa gran empresa que primero fabrica el Roun Up,el herbicida más vendido del mundo y que elimina todo tipo de plagas, y después una semilla que resiste los efectos de ese herbicida. Es decir, monopolizó la producción de semillas de trigo, soja o maíz, puesto que toda plantación que fuera rociada con Round Up moría, siempre y cuando no fuera semilla Monsanto. Y si lo era y vivía, no había más remedio que pagar. 


Pero puesto que no ofrece ningún nutriente que mejore nuestra salud, más bien todo lo contrario, pues hay cientos de casos donde diversos productos transgénicos han causado trastornos graves a la salud, lo que se dedicaron a decir es que estos productos eliminarían el hambre del mundo.

Pues bien, la razón de que actualmente haya unos 850 millones de personas desnutridas que diariamente pasan hambre no se debe a que falte comida, sino más bien a que su reparto sea muy desigual. Un número que aumenta debido a que los monocultivos que fomenta el cultivo de transgénicos agrava el cambio climático. Pues bien, la mayoría de estas personas desnutridas eran agricultores en los países en desarrollo. Unos países que, para salir adelante, tuvieron que asumir fuertes créditos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Unos créditos que, como es lógico, tenían que ser devuelto. Pero, ¿cómo conseguía un país subdesarrollado devolver esos créditos al primer mundo si no tenía ningún motor económico que pudiera generar ese beneficio? Pues explotando la agricultura. Acabaron con todos los cultivos que les ofrecían la autosuficiencia alimentaria y plantaron cultivos caros para poder exportarlos al primer mundo y poder pagar así las deudas generadas con esos mismos países.

Monocultivos en África
Pero claro, además de que dejaron de depender de su propia producción agrícola para subsistir, vieron como los gobiernos del primer mundo subvencionaron sobremanera los cultivos de sus propios agricultores para poder así competir con los países subdesarrollados que intentaban exportar esos productos para pagar la deuda que debían.  Es decir, que además del problema de acceso a los alimentos en la época de mayor superproducción alimentaria que se conoce, estos países vieron abaratados sus mercados. Pero, al abaratar los mercados para poder competir con los cultivos agrícolas del primer mundo, ¿se perjudicó toda la cadena desde que el “tomate” sale de Marruecos y llega a Madrid? Lógicamente, no. Los intermediarios, es decir, los exportadores, las grandes multinacionales como Monsanto, siguieron ganando lo mismo. Solo los pequeños agricultores marroquíes o senegaleses son quienes se vieron arruinados, puesto que no podían recuperar los costes de producción y decidieron abandonar sus cultivos.

Agricultura orgánica
Pero ese problema, ocurre igual en España, donde los agricultores, asfixiados por los conocidos “intermediarios”, es decir, las grandes empresas nacionales o multinacionales de la producción y distribución de alimentos, han decidido rendirse. Pues no. Llega el momento de cambiar la mentalidad. De dejar de comprar productos agrícolas a los grandes supermercados y comprarlos a los propios agricultores de la zona. Defendamos los cultivos orgánicos de los pequeños agricultores locales. Que renazca el cooperativismo en el sector. No hay duda de que ha habido una gran revolución en los campos de la ingeniería genética y la biotecnología, por tanto es el momento de empezar la contrarrevolución. Una contrarrevolución que elimine las tesis ultraliberales en la cadena de producción y distribución de los alimentos. Que dejen de jugar con nuestras vidas. Defended la agricultura orgánica y sostenida como hacen asociaciones como AYCE en Yecla. Si no, pronto veremos las consecuencias.



Os dejo un interesante documental donde se analiza el futuro de la alimentación, sobre todo a partir de la ingeniería genética

12 de febrero de 2012

De semillas, patentes y transgénicos

Las diez principales compañías biotecnológicas controlan casi el 70% del mercado mundial de semillas 

Durante esta semana, el Eko ha acogido la I Semana de Cine Copyleft de Carabanchel. El día de su inauguración, nos acompañó Stephane M. Grueso, director del interesante y recomendable documental ¡Copiad, malditos! Durante el coloquio que se abrió tras el visionado, además de hablar mucho de copyright y propiedad intelectual, surgió un tema importantísimo y sobre el que hemos desviado mucho la atención, centrándonos solo en músicos, pintores y artistas de todo tipo. Me refiero a las patentes de semillas que están surgiendo en el sector de la alimentación y la agricultura. Un problema, a mi juicio, mucho más importante que el de la música o la literatura.

La llegada de la ingeniería genética revolucionó el derecho de las patentes. Hasta no hace muchos años era inconcebible patentar las semillas agrícolas, pero hoy todo organismo genéticamente modificado puede ser patentado por la empresa que desarrolle la investigación, algo que está llenando nuestros mercados de productos transgénicos, que están poniendo en peligro la sostenibilidad mundial.

Los OMG (Organismos Modificados Genéticamente) amenazan nuestra salud, deterioran el medio ambiente y destruyen la agricultura familiar o sostenible, agravando el hambre en el mundo. Es urgente aplicar el principio de precaución y parar el experimento genético que se está llevando a cabo a escala mundial.

Nestlé nunca ha negado el uso de transgénicos
A grandes rasgos, se puede decir que algunas multinacionales biotecnológicas como la norteamericana Monsanto se dedican a estudiar e investigar con las semillas, modificándolas genéticamente para obtener una semilla “nueva” que ya pueden patentar como propia. Después, plantan estas semillas que, a través del polen que desprenden, contaminan todos los cultivos adyacentes. Por tanto, multitud de campos de trigo, soja, colza, algodón... se manipulan genéticamente, contaminados por los cultivos “patentados”. Pero no acaba aquí el problema, pues cuando estas grandes multinacionales de las semillas se percatan de que hay terrenos donde crecen sus “patentes” sin autorización, denuncian a los campesinos y les expropian de los terrenos, robando así los beneficios y sustentos de millones de agricultores.

Parece una locura, pero podéis comprobar en decenas de webs los graves problemas de salud derivados de transgénicos que empresas como la multinacional Nestlé aplican a la totalidad de sus productos. Estamos inmersos en una verdadera guerra por el control de las semillas. Y aunque los movimientos de resistencia a las multinacionales de la agroalimentación (semillas, transgénicos, pesticidas, industrias de transformación, agua...) se están oponiendo con fuerza, la gran parte de la sociedad es ajena a esta preocupante problemática.

Las semillas son la base de la alimentación y de la soberanía alimentaria de los pueblos, por lo que un objetivo estratégico de primera importancia es luchar contra estas multinacionales. El grupo alternativo ETC (Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración, de origen canadiense) nos advierte de que “las 10 principales compañías controlan casi el 70% del mercado mundial de semillas. La mayor empresa semillera del mundo, Monsanto, tiene casi un cuarto del mercado mundial de semillas patentadas. Juntas, las tres principales compañías (Monsanto, DuPont, Syngenta), tienen casi la mitad del mercado mundial de semillas patentadas”.

En cuanto a propiedad intelectual, solamente Monsanto, DuPont y BASF acumulan el 66% de todas las patentes, tanto otorgadas como solicitadas en las oficinas de patentes del mundo, entre 2008 y 2010, relacionadas con la resistencia a la crisis climática. Además, estos cultivos transgénicos no alimentan al mundo, puesto que el 99,5% de los agricultores no los cultivan.

¿Manipulación genética? ¿Cómo?

Tomates azules en Reino Unido
La forma de maniobrar de estas multinacionales de la biotecnología es relativamente sencilla. En Inglaterra necesitaban un tomate que madurara más tarde y que aguantara las duras condiciones del invierno nórdico. Pues bien, para conseguirlo determinaron los genes de varios peces aclimatados a vivir a temperaturas bajo cero y los traspasaron al tomate, creando un “supertomate” medio azulado que cumplía con los objetivos buscados. ¿Gran invento? Eso dicen, sin contarnos lo perjudicial que es para nuestra salud injerir ese tipo de alimentos tratado con decenas de pesticidas y herbicidas en un laboratorio.

Durante miles de años, los campesinos y principalmente las campesinas trabajaron para mejorar los rendimientos, el sabor, el valor nutricional y la adaptación a los ecosistemas locales, a partir de sus semillas tradicionales. Históricamente, la conservación, la resiembra y el intercambio gratuito de semillas han sido la base de la biodiversidad y de la seguridad alimentaria. Este intercambio campesino incluía también una difusión de conocimientos, ideas, costumbres y culturas heredadas. Pero según se desveló en la Comisión Internacional para el futuro de los alimentos y de la agricultura, hoy en día la diversidad y el futuro de las semillas se encuentra amenazado. De 8.000 plantas comestibles utilizadas para la alimentación, solo 150 son cultivadas actualmente y nada más que ocho se comercializan a nivel mundial. Esto implica la desaparición irreversible de las semillas y de la diversidad de los cultivos. Y según datos del Convenio de Diversidad Biológica, solo quince variedades de cultivos y ocho de animales representan el 90% de nuestra alimentación.

El hambre en el mundo

Que no nos engañen más. Las grandes multinacionales de la biotecnología llevan años diciendo que los transgénicos ayudarán a paliar el hambre en el mundo. Pero tras una década donde su único afán ha sido monopolizar la producción, se ha demostrado que no tenían razón. Aunque decían que estas semillas manipuladas genéticamente aguantarían sequías, plagas y demás perjuicios para su crecimiento, se ha comprobado que no es así. La ingeniería genética no ha aumentado el rendimiento de ni un solo cultivo y ha esclavizado a los agricultores de todo el mundo, que además de ver cómo se han contaminado sus cultivos han sido denunciados por estas multinacionales por usar semillas patentadas sin pagar por su utilización.

Es más, lejos de acabar con el hambre en el mundo y de mejorar la calidad de vida de los campesinos, los transgénicos agravan la inseguridad alimentaria y los riesgos a la salud, además de ser un fracaso a la hora de aumentar las cosechas. Si a esto sumamos que este tipo de agricultura industrial usa fertilizantes sintéticos y agroquímicos que contaminan suelos y agua y contribuyen al cambio climático, los resultados podrían catalogarse de desastrosos.

La combinación de patentes, contaminación genética y expansión de monocultivos significa pérdida total de libertad, la libertad de cultivar y de producir alimentos como se ha hecho durante miles de años. Los ciudadanos están comiendo basura contaminada y los agricultores están atados de pies y manos al no poder plantar ni guardar sus propias semillas. Según algunos datos, más de 250.000 campesinos se han suicidado en la India debido a que Monsanto ha creado un monopolio a través de semillas de algodón que les ha llevado a la ruina y a la miseria más escandalosa. Por eso, hemos de luchar contra el monopolio de las semillas y contra su contaminación a base de transgénicos manipulados. Para empezar, deja de comprar a empresas que producen este tipo de productos. Greenpeace publicó hace un mes un completo informe. Empecemos por ahí: Guía roja y verde de alimentos transgénicos. No permitamos que sigan jugando con nuestras vidas.


Artículo relacionado: La guerra del agua ha empezado

8 de febrero de 2012

Carabanchel ya tiene Eko

El Eko es un espacio abierto a todas las propuestas y necesidades de las personas que conviven en el barrio

El 14 de enero, Carabanchel creó. Dio un paso más. Creció. Ese día, se celebró con la asistencia de cientos de personas la apertura de El Eko, un nuevo espacio sociocultural y autogestionado, liberado por la Asamblea Popular del barrio y que nace con la idea de convertirse en un lugar abierto y multidisciplinar en el que vecinas y vecinos sean los verdaderos protagonistas.

La puesta en marcha del edificio no fue tarea fácil. Durante más de un mes, decenas de personas del barrio y de otros lugares de Madrid trabajaron intensamente para acondicionar el espacio, que se encontraba en un gran estado de desgaste y suciedad tras más de 14 años cerrado.

Se limpiaron casi todas las plantas de las siete que posee el edifcio, se arreglaron suelos y ventanas, se pintaron verjas y se habilitó una instalación eléctrica por medio de un generador.

Hoy, casi un mes después, el resultado obtenido gracias a la desinteresada colaboración vecinal es digno de aplauso. Las actividades se suceden a diario: talleres diversos, reuniones de comisiones, proyección de documentales, celebración de charlas... todo con el objetivo de crear un mundo nuevo y mejor.

Abierto por y para el barrio
El Eko es un espacio para todos y todas. Esa es la premisa y el objetivo principal. Está abierto a todas las propuestas y necesidades de las personas que conviven en el barrio. Quien lo desee puede venir a proponer, a apoyar, a ofrecer su tiempo y sus conocimientos. Aunque, y manteniendo la idiosincrasia del movimiento, todo lo que se planifique en su interior se decidirá de forma asamblearia.
Cursos de formación, conferencias, teatro, cine, apoyo escolar, música, danza, asesoría jurídica, promoción de hábitos saludables y espacios de encuentro son algunas de las actividades que ya alberga o que se pretenden poner en marcha en un futuro cercano. Además, dispone de zonas aptas para reuniones o trabajos en grupo para las personas del barrio que los requieran.
Asimismo, El Eko cuenta ya con una biblioteca, cuyos libros se multiplican día tras día. Pero no solo para mayores, sino también para los más pequeños, a quienes se ha habilitado una zona para su uso y disfrute. Una tienda gratuita de ropa, una zona para el intercambio de libros (BookCrossing) o un escenario y sala de conciertos están ya disponibles para las vecinas y vecinos que lo deseen.
Historia del edificio
El Eko era el edificio que albergaba el antiguo economato del barrio. Tras cerrar sus puertas hace más de 14 años, solo ha servido para especular. La actual empresa inmobiliaria propietaria ha entrado en suspensión de pagos e iniciado un concurso de acreedores. Este proceso requiere del nombramiento de administraciones concursales, pero gracias a una estrategia legal, de las que parecen ser expertos, consiguieron colocarse de nuevo como responsables, conservando así el control de la sociedad y de todo el patrimonio.
La deuda conocida de esta empresa inmobiliaria con la banca es cercana a los 90 millones de euros, y pertenece a créditos hipotecarios sobre varias promociones en Madrid. En definitiva, se trata de un edificio que se adquirió con la intención de especular a través de la venta de viviendas, unas viviendas que, según la información que manejamos, no iban a tener más de 20 o 25 metros cuadrados cada una.
Sin embargo, con la llegada de la crisis económica, el negocio ya no les salía tan rentable, por lo que decidieron abandonar su proyecto de enriquecimiento y también el edificio, el cual se ha mantenido cerrado, inutilizado y en pésimas condiciones durante casi década y media.
Qué hacemos
La programación de actividades es amplia y variada y cada semana trae más y más sorpresas, además de decenas de iniciativas y peticiones. Para no perderte nada del EKO puedes visitar su web www.eslaeko.net o también la de nuestra asamblea: www.carabanchel.tomalosbarrios.net. Además, también estamos en Twitter. Síguenos en @EKO_Carabanchel y @asamcarabanchel. Esta semana, por ejemplo, celebramos la I Semana de Cine Copyleft de Carabanchel. Para visitarnos, pásate por la calle del Ánade, 10, pero solo por la tarde, pues el centro abre de 18:00 a 23:30 horas.
Desde la Asamblea Popular de Carabanchel consensuamos liberar El Eko con la convicción de que es necesario disponer de espacios para el barrio con los que reivindicar una alternativa social, económica, cultural y de ocio en el distrito. Creemos en la liberación como una forma de rehabilitación y reconstrucción de espacios con los que promover un uso responsable, sin perjudicar a nadie. Por ello, invitamos de nuevo a las personas a que participen, colaboren y disfruten de este magnífico espacio que hemos liberado para todos y todas. ¡Te esperamos!