10 de marzo de 2012

Respuestas a un neoliberal

La crisis, desde otro punto de vista

José Jaime García Aguilar (@jjgaes), secretario general del Partido Popular de Yecla, dejaba estas preguntas en un comentario publicado en elperiodicodeyecla.com (Pincha aquí para leerlo). Voy a dar respuesta a todas ellas.

¿A alguien le cabe duda que los modelos productivos y sociales están acabados y no van a volver?

No estoy de acuerdo. Queremos limitar los derechos sociales tan duramente conseguidos cuando España es el país con más billetes de 500 euros de toda la Unión Europea. Uno de cada cuatro está aquí. Es más, el 65% de todo el dinero que circula en este país se mueve en esta moneda invisible, según datos del Banco de España. En total, los billetes de 500 suman más de 53.000 millones de euros, casualmente una cantidad parecida a la que el Tesoro Público dio a los bancos españoles hace apenas un mes y de la que nadie supo porque PP y PSOE estuvieron de acuerdo en la denominada Reforma Financiera.

Esos 53.000 millones que pululan por ahí en cajas fuertes y debajo de los colchones no pagan impuestos jamás. Los 50.000 millones prestados a la banca para “sanear sus cuentas” se dieron a un 0,25% de interés, mientras que ellos lo prestan (si tenemos la suerte de que lo presten) a un 15-18%. Según técnicos de Hacienda, el billete de 500 euros es la herramienta para un fraude fiscal de 16.000 millones al año, aproximadamente doce veces más de lo que ahorró el Estado congelando la subida de las pensiones.

Según un estudio publicado en febrero de 2011 por la Fundación de las Cajas de Ahorro, hay en España unos cuatro millones de empleos en economía sumergida y un desfalco fiscal anual de 32.000 millones de euros. Somos el único país del mundo donde hay un amplio sector de los empresarios que, ante Hacienda, ganan menos que sus propios trabajadores.

En 2008, la UE empezó a debatir sobre si era o no posible mantener el estado de “bienestar”. No había dinero para pagar las pensiones ni la educación pública, ni para luchar contra la pobreza o el hambre. Y de pronto, sin saber de dónde, Estados Unidos da 720.000 millones de dólares de dinero público a los bancos, y la UE más de 400.000 millones. A fondo perdido. Es decir, solo desde Europa, salieron unos 67 BILLONES de pesetas, con B, destinados a los bancos. Yo solo me pregunto, ¿por qué no dejamos de ayudar a los bancos y empezamos a ayudar a las familias? Si los 50.000 millones de euros que hace un mes dio el Tesoro Público a los bancos españoles se hubiera repartido entre los ciudadanos, cada español habría recibido unos 12.000 euros. Es decir, un una familia de cuatro miembros, habrían entrado 48.000 euros. ¿Qué os parece?

Solo cuando se persiga a toda esta panda de mafiosos y ladrones y se regule contra ellos, aceptaré que el estado social está muerto.

¿Queda alguien que no se haya dado cuenta que se están intentando salvar los servicios más básicos y universales que garantiza nuestra constitución?

¿Qué derechos? El derecho a una vivienda digna está siendo vapuleado porque 500.000 familias se van a quedar en la calle en los próximos años según datos estadísticos porque los bancos y los Institutos de Vivienda Pública están echándolas incluso por la fuerza policial. ¿Qué hay del derecho al honor y a la intimidad familiar cuando decenas de policías entran en tu casa a porrazos para sacarte de allí a palos? ¿Sigue siendo inviolable el domicilio como dice el artículo 18.2? ¿El derecho al Trabajo? También lo recoge la Constitución y hay casi 5,5 millones de parados y los que están trabajando lo hacen en condiciones cada vez más pésimas y precarias. ¿Derecho a la Educación, a la Sanidad pública, gratuita y de calidad? Sí, derecho de tener sanidad y educación para quien pueda pagarla. Eso es lo que nos vende el neoliberalismo. Si puedes pagártela, bien. Si no, muérete en casa como ocurre en Estados Unidos. ¿Y qué me dices del derecho de información? Con el gran capital controlando todos los medios, manipulando desde empresas y gobiernos. Refinanciando miles de millones de euros a las grandes empresas de la comunicación (PRISA, Planeta...) y dejando caer a Público con 10 millones de deuda porque ningún banco apoyó. ¿Esa es la libertad de Información? Hasta el derecho de manifestación y reunión se tambalea porque el Gobierno tiene a las fuerzas de seguridad del Estado a su servicio y cada vez que hay una manifestación pacífica, los antidisturbios responden con una violencia inusual y cuyos únicos precedentes datan de 40 años atrás.

¿Alguien duda que salir de esta no va a resultar gratis y que va a tener un alto precio?

¿Un alto precio para quién? Para los de siempre, los trabajadores, las clases más desfavorecidas, las pymes y los autónomos. El sector financiero y las grandes multinacionales obtienen más beneficios actualmente que hace cuatro años. Telefónica ganó más de 10.000 millones de euros el pasado año, los beneficios más altos de su historia. Al mismo tiempo, aprueba un ERE donde eliminará al 20% de su plantilla antes de 2013. ¿Me lo puedes explicar? El 82% de las 35 grandes empresas españolas (el IBEX 35) utiliza paraísos fiscales. Una estimación cautelosa considera que las fugas de capitales a paraísos fiscales suponen que los Estados dejen de ingresar entre 250.000 y 300.000 millones de dólares anuales. A todos estos mangantes, la crisis no le supone ningún problema, más bien, todo lo contrario.

En cambio, en el otro lado de la moneda están los que sí sufren la crisis. Los que hacen los esfuerzos. La tasa de pobreza relativa en España fue del 20,8% en 2010, un 2,7% más que en el año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística. Además, el porcentaje de personas que no recibe ningún tipo de ingresos ni asistencia social se incrementó un 34% respecto al inicio de la crisis, llegando en el 2011 hasta 580.000 hogares. Son hogares pobres aquellos que, según reza la oficina estadística de la UE, no alcanzan el 60% de la media de los ingresos del total de país. Es decir, en España se consideran pobres aquellos hogares que ganan menos de 14.300 euros al año para una familia de dos adultos y un menor de 14 años; o menos de 16.680 euros para dos adultos y dos menores. Lo triste es que el neoliberalismo ha lavado tan bien la cabeza de sus súbditos que muchos de ellos, ganando menos de esas cantidades, no es que no se sienta pobre o clase trabajadora, sino que se cree “clase media”, esa clase que se ha inventado el capitalismo para hacer creer a los trabajadores que tienen que olvidarse de todos los derechos por los que pelearon antaño.

¿Todavía no hemos caído que no hay político del color que sea que le haga ni puñetera gracia el tomar estas medidas?

A los políticos, tomar estas medidas no les hará ni puñetera gracia, pero lo que nos les hace ni puñetera gracia de verdad es tomarlas contra los bancos, el sector financiero y las grandes economías españolas que están guardando sus altos beneficios en paraísos fiscales. Ni tampoco les hace ni puñetera gracia luchar contra el 25% de economía sumergida que hay en este país. Ni con los empresarios que dan trabajo precario y en negro. Contra eso sí que no luchan. Ahora, a exprimir a los trabajadores y a conseguir que se enfrenten entre ellos sí están dispuestos, tanto PP como PSOE.

¿Tan tontos son los empresarios que teniendo buen zurrón y estando en la cresta de la ola como algunos creen, despiden a los que les hacen ganar dinero y cierran las empresas?

No, ¿tan tontos son los empresarios de las pymes (99,5% de las empresas españolas) que siguen conformándose con que se abarate el despido y se flexibilice la contratación sin atacar a quien de verdad les perjudica? A diferencia de lo que sostienen los economistas neoliberales, financiados por la banca y por las grandes empresas (el 0,5% restante), es mucho más razonable asumir que por mucha reforma laboral que se haga para abaratar el despido o para facilitar la negociación a las empresas, si las empresas no disfrutan de demanda, si no venden lo que producen porque no hay poder adquisitivo suficiente, no crearán empleo alguno. Las grandes empresas multinacionales pueden encontrar demanda en mercados internacionales y por eso apuestan por bajar la masa salarial en España, pero las pequeñas y medianas empresas, que son las que crean casi la totalidad del empleo, resultan seriamente perjudicadas cuando se beneficia a las grandes con este tipo de reformas, porque ellas necesitan un amplio mercado interno para salir adelante.

Está claro que los empresarios de las pymes están arruinados en muchos casos, pero si no se genera demanda, poco podrán hacer, por muy barato que sea el despido. Los autónomos y las pymes están heridos de muerte, porque no pueden apostar grandes cantidades ni poseen infraestructuras para la internacionalización de su producto. ¿Y quién tiene la culpa de que no tengan ese capital que necesitan para intentar invertir en innovación o para luchar por mejorar su competitividad? Los bancos, querido José Jaime. Los bancos son quienes están ahogando a las pymes. Quienes no dan crédito. Quienes se guardan todo el dinero público que estamos inyectando en ellos para sanear sus cuentas y seguir obteniendo los mismos beneficios y no para reactivar la economía. Pide un crédito, a ver qué te piden. Si pymes y autónomos quisieran ver esta cruda realidad, saldrían a la calle en masa el próximo 29 de marzo. Porque, la pregunta es muy simple: ¿Cómo reactivas la economía si no hay demanda y la sociedad está cada vez más empobrecida? Es un suicidio.

¿No caemos en la cuenta que TODOS los artículos de opinión que leemos y declaraciones que escuchamos solo CRITICAN la reforma y NADIE propone otras soluciones?

Mi blog está lleno de soluciones. Yo intento sin parar de dar soluciones, pero claro, son las soluciones que no gustan al gran capital. ¿La primera? Salir del euro. ¿La segunda? Crear una unión de los países afectados por esta crisis, fuera del euro. Grecia, Italia, España, Islandia, Irlanda, Portugal. Un grupo de países que, con moneda propia, tenga acuerdos comerciales entre sí, sin depender de los grandes bancos ni de los todopoderosos de la UE que nos han arrastrado a la crisis. Pero claro, ¿quién se atreve a decir abiertamente que tenemos que dar la patada a la UE que es quien nos está asfixiando y quien no nos permite crecer puesto que no podemos devaluar nuestra moneda? Si los políticos que nos gobiernan fueran inteligentes y valientes, lo harían. Pero el poder de Francia, Alemania, el Banco Central Europeo y el sector financiero capitalista es muy duro y no pueden ni toser. Papandreu, antiguo presidente griego, lo intentó y la UE, sin elecciones y sin consentimiento, puso al títere Papademos en su lugar. Así nos va. ¿Esa es la democracia que defiende Europa? Me quedo con la revolución islandesa.

¿Voy a tener que soportar que personas que nunca tuvieron empresas ni la responsabilidad de saber que hay familias que dependen de esos trabajadores intenten dar lecciones de lo que deben hacer los empresarios, los políticos o los trabajadores?, ¿que saben de la MIERDA si no lo han probado en su vida?

Tengo 26 años. Vivo en Madrid desde los 17. Soy independiente económicamente desde los 21. Con doce años ya trabajaba de peón con mi padre en verano y Navidad. Desde los 17, trabajé de becario por 200 ridículos euros al mes durante muchos meses en distintos años. Con 22, me contrataron en un periódico y después en una agencia de comunicación. Estuve como asalariado dos años más. Desde hace año y medio, soy autónomo. Sé lo que es sacarme la mierda mes tras mes. Sé lo que es trabajar de sol a sol delante de un ordenador para poder pagar los 300 euros de autónomo mensuales (en Inglaterra pagan 50 libras, en Holanda 50 euros...), para pagarme una asesoría, para pagarme un alquiler, para vivir. Así que, la mierda la he probado. Solo veo que esta “mierda” nos está jodiendo a todos. Autónomos, pymes y trabajadores. Las grandes empresas, el gran capital está engulléndonos como si fuéramos esclavos. Ya nos privatizan hasta el agua. Al final, vamos a acabar trabajando para poder comer. Sin más.

Conclusión

El capitalismo nos obliga a no pensar. Están intentando acabar con aquellos que vemos lo que sucede. Los trabajadores, los asalariados, la juventud, los jubilados, las familias, la “clase media” hemos perdido. Nos han derrotado. Nos han hundido. Hemos perdido en aras de la Unión Europea y la moneda única. Hemos perdido nuestra soberanía nacional. Somos los limpiabotas de la Unión Europea y parece que nadie quiere que lo veamos. No nos dejan pensar, no nos dejan hablar, no nos dejan salir a la calle a protestar. La gente no sabe de política ni de economía. Solo se preocupan de Gran Hermano. El capitalismo ha ganado esa guerra. No pienses. Déjate llevar. Vota y calla. Confía en tus políticos, ellos saben lo que necesitas. Y han cultivado el miedo. Miedo a las manifestaciones, miedo a la huelga, miedo a responderle al jefe, miedo a hablar de política, miedo a quejarse. Eso es lo que ha conseguido el neoliberalismo. Potenciar la esclavitud del siglo XXI. El individualismo más reaccionario.

El capitalismo más radical ha conseguido lo inimaginable: que los propios trabajadores digan una y otra vez: “Es que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. No, son ellos, los de arriba, quienes nos han hecho creer eso. Quienes siguen enriqueciéndose hasta lo inimaginable a costa de nuestro trabajo y de nuestro sudor. Por tanto, estaré en la huelga, estaré en la calle y lucharé para que se atrape a los verdaderos ladrones. A quienes nos estafan y nos prohíben vivir en libertad. Porque yo no soy esclavo. Porque yo no asumo el mensaje del amo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajajajajaja, David, David, la obsesión por adoctrinar te llevan a saltarte palabras de los comentarios, yo no pregunto, yo me "autopregunto" y como muchos otros que ya llevamos tiempo en el mercado laboral ya me he respondido y me he respondido en base a la experiencia de dos gobiernos del PSOE y uno del PP, ¿Quiere esto decir que los gobiernos del PP son la pera limonera?, NOOOOOOOOOOOOOOO, nada ni nadie es perfecto, ni la izquierda, ni el 15M, etc, etc........ Pero la experiencia personal me lleva a sacar mis propias conclusiones, no me voy a alargar mas, no pretendo enseñar a nadie, ni creer que por mas escribir voy a transmitir mejor lo que pienso, creo que la gente no es tonta y no necesita de tantos "pastores", expertos y las hierbas que desde detrás de las tribunas nos den lecciones, insisto en que ese tiempo, el de las lecciones ya paso, ahora hay que pasar a la acción y si es todos juntos mucho mejor. A lo mejor esperas debate o replica o que se yo, si es así los siento, yo soy un "tío normal" de esos de esos que opinan de lo que les toca, nada parecido a un gurú de esos que creen estar en posesión de la verdad absoluta, de esos que critican a los empresarios y nunca lo han sido o lo que es peor de esos que dicen estar con los trabajadores y ya no recuerdan la ultima vez que le dieron marcha a la "tupí", ea, es lo que hay. Un saludo.

Aperitivos musicales dijo...

A quienes dicen que todo lo que se lee son críticas a la reforma laboral, les animo a ir mañana al kiosko de la prensa y buscar un periódico escrito, uno solo, donde se escriban editoriales en contra de la reforma laboral. Había una aguja en ese pajar y ya no sale en papel, dentro de poco es posible que ni siquiera en internet.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con José Jaime Garcia Aguilar

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con David. José Jaime ha quedado muy mal con esa declaración tan prepotente y sin argumentos. Y eso que me cae bien. Pero están asfixiando a los trabajadores con esta reforma.

Ernesto dijo...

Hola David,
tu primer crítico está en la luna. Quienes desde la izquierda individualista que filtrea con la reacción, propician la educación y el debate social entre las personas desde la ciencia infusa, siempre dicen lo mismo: “…creo que la gente no es tonta y no necesita de tantos "pastores", expertos y las hierbas que desde detrás de las tribunas nos den lecciones, insisto en que ese tiempo, el de las lecciones ya pasó, ahora hay que pasar a la acción y si es todos juntos mucho mejor.” No tiene un concepto social suficiente quién cree que sin el debate la gente piensa, la gente aprende, la gente se une y recién, se plantea luchar unidos. Con su perogrullada “nada ni nadie es perfecto, ni la izquierda, ni el 15M, etc…” se autojustifica. Con el 15M estamos autoducándonos, apoyándonos los unos en los otros, tolerándonos, construyendo en común. Construímos esa conciencia colectiva que podrá en un momento dado, proponer una convivencia diferente a la sociedad. Para eso, quienes estamos debatiendo debemos trasladar a los que no lo hacen, nuestra experiencia, nuestras conclusiones, nuestros dolores y nuestras alegrías. Eso es el 15M para muchos de nosotros, pero también, es la proximidad de los que están buscando una alternativa, de otros que ya entienden que sólo en el debate y la experiencia colectiva teenen las pequeñas organizaciones, la posibilidad de oponerse al individualismo feroz de la derecha o de algunos que, confesándose de izquierda, van de santones iluminados por los caminos. Pena David, que no escribes más veces en más lugares. Un besoabrazo de oso desde nuestra hermosa Asamblea Popular de Carabanchel