23 de julio de 2012

La Región de Murcia pide el rescate

Una familia media de cuatro componentes tendrá que asumir una deuda regional de 8.312 euros

Ya no hay duda que valga. El ‘huertano mayor’ ha permitido que la Región de Murcia se endeude por encima de sus posibilidades. Ha jugado con nuestros impuestos al ritmo de la Comunidad Valenciana, ese “gran ejemplo a seguir” según el presidente del Gobierno. Lo triste es que en Yecla hemos visto pasar de lejos ese tren de vida que ha llevado a nuestro supremo presidente regional a pedir un rescate de casi 300 millones de euros, aunque ahora intenta desdecirse. Pero, ¿llegará ese dinero como caído del cielo? Lógicamente, no. Ya lo predijo Valcárcel, asumiendo que las condiciones del crédito “serán durísimas”. La que se nos viene encima. Lo de la Oficina de Agricultura o lo de la Ventanilla Única va a ser de risa. Si invertían poco en Yecla, ahora ya no solo van a dejar de hacerlo, sino que nos van a exprimir más. Bendita paradoja. Nuestro ayuntamiento gobernado en coalición con los “anti-exprimidores” y nos van a sacar hasta la última gota de sangre. ¿Tendrá algo que objetar el señor Verdú? De Marcos ya no me espero nada, más que seguir rindiendo pleitesía al de arriba.






La primera ‘norma’ que impondrán los hombres de negro cuando lleguen con sus maletines al despacho de Valcárcel será reducir el déficit del 4.4% que tiene actualmente la Región, al 1,5%. Eso sí, antes de final de año. ¿Y eso cómo se come? Reducción drástica de las inversiones, aumento desorbitado de los impuestos municipales y autonómicos y privatización de todo el sector público, edificios incluidos. Es decir, el impuesto de donaciones y herencias, el famoso IBI y su subida del 10% a finales de 2011 y cánones varios verán incrementado su porcentaje. A esto hay que sumar la subida del IVA del 18% al 21% (del 8 al 21% en algunos casos) y la de impuestos indirectos como los diez céntimos que ha subido de golpe la gasolina o las subidas que se aplican a tabaco y alcohol. Pues las autonomías viven, principalmente, de estos impuestos estatales. Y, cómo no, de la privatización masiva de todo el sector público. Aplicación del copago en la sanidad, y privatización de hospitales y colegios. Sanidad y educación para quien se la pueda pagar. Así funciona el neoliberalismo que algunos parece que todavía no han captado. Eso sí, vendidos a manos especuladoras a precios de risa. Pues, como bien saben, ante la necesidad de vender, los precios caen en picado.

Es decir, que en Yecla nos van a poner la soga al cuello. No participamos de la fiesta y nos toca limpiar la casa y recibir la bronca por ensuciarlo todo. ¿Dónde está la autovía con la que tanto se llenaba la boca hace unos años el huertano mayor? Seguro que, aun estando incomunicada del resto del mundo, los hombres de negro nos encontrarán para poner la mano.

Pero, ¿cómo ha llegado esta ‘ejemplar’ Comunidad a tal situación? Hay muchos motivos. Principalmente, porque se ha despilfarrado. Porque el señor Valcárcel ha hecho con nuestros impuestos lo que le ha venido en gana. Y como claro ejemplo de esta política faraónica se encuentra el famoso aeropuerto sin aviones de Corvera que, casualmente, está presupuestado en unos 300 millones de euros, la misma cantidad que ahora el ilustre presidente reclama a los fondos que pone la UE a disposición de las autonomías manirrotas. ¿Qué necesidad real hay de construir otro aeropuerto en Murcia si los viajeros en el de San Javier han descendido un 6.5% en el último año debido a la cercanía del de Altea? ¿Especulación y ayuda a empresas amigas? No cabe otra. Pero el tiro les va a salir por la culata porque, por ahora, solo se confirman cinco vuelos diarios.

Pero hay mucho más, como el ramal innecesario de autovías regionales que, desgraciadamente, ha dejado a Yecla aun si cabe más aislada. La autovía Santomera-San Javier, la Alhama-Torre Pacheco, la Totana-Mazarrón, la Lorca-Águilas, la de La Manga, la de Alcantarilla-Caravaca de la Cruz, la del Puerto de La Cadena-San Javier, la RM2 y la RME3 por donde no pasan ni quienes las construyeron… Son tantas y tan variadas las obras faraónicas innecesarias que nos han llevado a esta situación que las cifras de la deuda son escalofriantes. ¿Las analizamos?

Según los datos oficiales, la deuda autonómica de Murcia ascendía el 1 de enero de 2012 a un total de 2.806 millones de euros. Pero, a pesar de las medidas represoras y de empobrecimiento llevadas a cabo por el gobierno regional –llamarlas medidas de ajuste me parece ‘light’- la deuda llegaba en marzo a los 3.055 millones, siendo estos los últimos datos disponibles del Banco de España. Según este crecimiento exponencial, actualmente, la deuda regional podría superar ya los 3.500 millones de euros. Pero centrémonos en el dato oficial. Los 3.055 millones de euros de deuda que se hicieron públicos en marzo, supone que cada uno de los 1.470.069 habitantes de la Región, según el último Padrón oficial, están endeudados por valor de 2.078,13 euros. Es decir, una familia media de cuatro componentes tendrá que asumir, mediante impuestos y asfixia social, una deuda de 8.312 euros. Dadle las gracias al señor Valcárcel.

En cuanto al peso de esta carga en la economía regional, la deuda autonómica murciana suponía el 10,8% de su PIB, lo que se traduce en 0,7 puntos porcentuales más que tres meses antes. Pero los datos asustan si la comparativa se lleva un poco más atrás en el tiempo. En 2007, la deuda pública de la administración regional estaba situada en el 2,4% de su PIB. ¡Se ha multiplicado por cinco!, según datos del blog Fuente Primaria.

Pero claro, no es la única deuda. A esta hay que sumar la deuda pública estatal, que a finales de 2011 alcanzaba los 774.549 millones de euros. Una cantidad que, dividida entre los 47 millones de habitantes que tiene nuestro país, alcanza la escalofriante cifra de 16.500 euros por persona, niños incluidos. Y todavía hay quien defiende que es preferible seguir salvando bancos y echando a familias de sus casas. Esta deuda pública creció sobremanera cuando, por ejemplo, el presidente Mariano Rajoy decidió nacionalizar los 24.000 millones de deuda privada de Bankia. Socializamos pérdidas, privatizamos beneficios. Esa parece ser la lógica de este gobierno que, como el anterior, nos está llevando a la ruina. Porque que nadie se engañe, Zapatero y Valcárcel nos endeudaron –mirad sino, por ejemplo, las desaladoras inutilizadas que tenemos en la Región o la impresionante deuda estatal- y Rajoy nos está empobreciendo a base de subir impuestos. Y la única respuesta que da este liberalismo capitalista a la situación es la de privatizar todo el sector público.
Aeropuerto de Corvera
Y mi pregunta es, si Mariano está reventando a los ciudadanos a base de impuestos y privatizaciones, ¿por qué se dispara la prima de riesgo hasta los 640 puntos? ¿Por qué el bono español a diez años alcanza el 7,5% y el IBEX se hunde un 5% y baja de los 6000 puntos por primera vez desde 2003? Muy sencillo, porque el sistema capitalista está en manos de delincuentes. De terroristas financieros que disfrutan y se enriquecen gracias a nuestro sufrimiento. La cuerda está muy tensa. Y, sinceramente, estoy deseando que se rompa de una vez.

2 comentarios:

Paolo dijo...

Amén

Aperitivos musicales dijo...

Recomiendo la lectura de un artículo de Luis Sepúlveda publicado en Le monde diplomatique del mes de agosto. Lo que cuentas pero a nivel nacional.