21 de agosto de 2012

Y Zornoza reclama austeridad...

El concejal de Seguridad Ciudadana pide austeridad a la Policía Local cuando su concejalía ha despilfarrado más de 153.000 euros en apenas cinco años

Hace un par de días, el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Miguel Zornoza, anunciaba en Teleyecla que, aunque no habría recorte en personal, la Policía Local debería aportar “mayor capacidad de trabajo” por una cantidad de dinero “siempre inferior”. Asimismo, anunciaba recortes en algunas partidas destinadas a señalización u ordenación del tráfico, con los riesgos que puede suponer.


Lo dice este concejal, que dirige una de las concejalías más manirrotas. Si algo ha supuesto un gasto desorbitado a las arcas municipales de nuestro consistorio en los últimos años ha sido, sin duda, la nueva sede de la Policía Local, no por su necesidad más que justificada, sino por los continuos fallos de construcción que han supuesto desembolsos continuados desde su inauguración. Fue en septiembre de 2009 cuando el presidente Valcárcel cortó la cinta de esta nueva sede de la Policía Local, situada en el camino del Cerro de la Fuente. En aquel momento, el Ayuntamiento de Yecla había invertido ya en torno a un millón de euros de los 1,6 millones de euros que suponía la obra, puesto que el resto lo había aportado la propia Comunidad Autónoma.

Como la mayoría de las obras de nuestro consistorio (véase casco antiguo, desdoblamiento de la carretera de Villena, Avenida de la Paz…), hubo serios problemas tras su construcción. Se cayó algún que otro murete, hubo goteras durante las primeras lluvias… Problemas, algunos ellos que, todavía hoy, siguen vigentes. Pues, tres años después de la inauguración del centro, la gran máquina de aire que climatiza el complejo, no funciona correctamente. Según el presupuesto de la obra, esa máquina costó en su día unos 20.000 euros y parece ser que nunca ha funcionado por un error de cálculo de potencia del motor durante la elaboración del proyecto. Cuando la máquina, que da tanto aire frío en verano como caliente en invierno, se activa, salta el automático o no enfría o calienta el aire lo suficiente. Me parece vergonzoso que los policías que trabajan en la sede tengan que estar siempre junto a un ventilador o a una estufa.

¿Y cuál es la solución que aporta el concejal de Policía? Muy sencillo. Cambiar la máquina. La nueva cuesta unos 12.000 euros, según las fuentes consultadas. ¿Por qué es más barata? Porque ninguna fábrica garantiza una máquina que pueda suministrar aire a todo el complejo, por ello, la que se va a instalar es de menor potencia y solo climatizará la planta baja de las dependencias policiales, dejando a temperatura ambiente zonas tan importantes como los vestuarios o los calabozos. Es decir, unos 32.000 euros tirados a la basura para que, al final, solo climatice una parte del complejo policial.

¿Dónde están los GPS?

En mayo de 2007, el concejal de Tráfico también anunció que los coches patrulla y las motos de la Policía Local contarían con un sofisticado sistema GPS para localizar todas las casas de campo situadas en el término municipal de Yecla. Pues bien, desde esa afirmación han pasado ya cinco años y no hay apenas noticias acerca del sistema. Según parece, los vehículos tienen preparada la instalación, pero los GPS están guardados en un cajón. ¿Por qué no se colocan estos localizadores de una vez? Parece ser que el proyecto informático está también desarrollado, pero nadie dice nada. ¿Se necesitan más de cinco años para poner en marcha este sistema? Según algunas fuentes, los carteles que tienen que tener los campos están guardados y los GPS, bajo llave. ¿Por qué? Y sobre todo, ¿qué gasto ha supuesto y va a suponer a las arcas municipales este sistema de vigilancia?

Más gastos sin respuesta

Como ven, esto no son más que un par de ejemplos de la pésima gestión que realizan algunos de los ediles del consistorio yeclano. ¿Más ejemplos de gastos superfluos de esta concejalía? Aquí van: En 2006, mismo año en que se aprobó la construcción de la nueva sede de la Policía Local, el Ayuntamiento de Yecla pagó 70.000 euros a la Universidad de Alicante para realizar la famosa Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que nunca llegó a concluirse y que sigue sin ponerse en marcha a pesar de ser obligatoria por ley desde 1984. Un poco más tarde, el Consistorio pagó 20.500 euros a una empresa encargada de estudiar el Convenio Colectivo con el Personal Laboral del Ayuntamiento. Y todavía se les espera. Esto quiere decir que el convenio que se aplica a los funcionarios sigue siendo el de 2001, totalmente obsoleto. Es decir, 20.500 euros más tirados a la basura.

Por último, y para más inri, en abril de 2011, la entonces concejala de Hacienda, Guadalupe Santa, anunció a bombo y platillo la redacción de una nueva RPT (parece que no les gustó la de la Universidad de Alicante a pesar de que costó 70.000 euros a las arcas municipales), esta vez a cargo de la empresa DEMOS. Ese presupuesto de licitación ascendió a 30.500 euros y se aseguraba su ejecución antes de cuatro meses, es decir, para el verano pasado. Hoy, un año después, seguimos sin saber nada. Es decir, a pesar de que hasta el Defensor del Pueblo ha dado la razón al personal laboral que tanto solicita esta RPT, el Ayuntamiento ha pagado más de 100.000 euros, -unos 17 millones de las antiguas pesetas- a dos empresas que no han hecho nada. O si lo han hecho, no nos hemos enterado.

A esto, sumamos los 20.500 euros pagados a la empresa que iba a estudiar el convenio colectivo y los 32.000 que suponen las dos máquinas de aire para la sede de la Policía Local. En total, unos 153.000 euros (casi 25 millones y medio de pesetas) tirados a la basura, sin contar el gasto de los GPS que descansan en un cajón. Y ahora, va y reclama austeridad.

P.D. Otro día hablaré de su otra concejalía, la de Comunicación: webs pagadas a precio de oro, portales virtuales vacíos... Da para otro artículo.


No hay comentarios: