26 de abril de 2013

La sangría que no cesa

Los más triste de todo es que en nuestro país hay más de seis millones de vidas rotas. De personas que se levantan cada mañana sin saber muy bien qué hacer

Queda demostrado: Abaratar el despido no crea empleo. No era casualidad que solo los grandes empresarios y la patronal, encabezada por la CEOE, defendieran una reforma laboral tan abominable como la que aprobó Rajoy hace algo más de un año. Una reforma que, cabe recordar, no se podría haber dado si Zapatero no hubiera acuñado la suya propia dos años antes en la misma línea. No era casualidad que ellos, el poder económico de este país, quienes deciden hacia dónde ha de girar la rueda, pidieran a gritos recortes en derechos laborales y prestaciones. Abaratar el despido, flexibilizar las condiciones laborales y contractuales, recortes y copagos. Solo eso les interesa. ¿Por qué? Muy sencillo. En tiempo de crisis, donde el consumo cae a límites irrisorios, es muy complicado mantener beneficios. Por tanto, la única solución para conseguirlo es robar al Estado y, en consecuencia, a los trabajadores y trabajadoras. Exprimirles al máximo para que, euro a euro, esas cantidades millonarias que año tras año acumulan, sigan creciendo a buen ritmo.

Pero, no se engañen, la reforma laboral sí está dando sus frutos. Nos vendieron por activa y por pasiva que la única solución para crear empleo era abaratar el despido. (WTF?) Algo tan sumamente contradictorio no podía entrar en casi ninguna cabeza. Y de hecho, así ha sido. Ayer, despertamos con el último informe de la EPA (Encuesta de Población Activa) que vertía datos escalofriantes: España supera por primera vez en su historia los seis millones de personas en desempleo. Y los supera por mucho, en concreto: 6.202.700 personas, que no números. Y si esta escalofriante cifra se desgrana, el terror aumenta: 1.906.100 hogares de los algo más de 17 millones que tiene nuestro país tiene a todos sus miembros en paro. En concreto, 72.400 familias más que en el cuarto trimestre de 2012 y casi 200.000 familias más en precariedad absoluta que hace un año.

Pero, ¿a todos nos va tan mal? No, lógicamente no. Por eso reitero que la reforma laboral está dando sus frutos. Según las casas de inversión, y a pesar de las ingentes pérdidas que registrarán Bankia y el Banco Popular –a pesar incluso de que el Estado las mantiene a flote-, el conjunto de las compañías que componen el selectivo de referencia en España, es decir, el IBEX 35, incrementará sus beneficios en un 39% este año. Ya no solo mejorarán los 25.500 millones de euros de beneficios del pasado año, sino que estarán por encima de los 35.000 millones de euros.

Pero es más, si no se tuvieran en cuenta los resultados que tendrán Bankia y Banco Popular, el incremento registrado por las otras 33 empresas del IBEX sería mucho mayor. Concretamente, sus beneficios en 2013 serían ¡¡un 159% más que los de 2012!!, ya que las pérdidas registradas por ambas entidades bancarias paralizarán excesivamente la cifra final de beneficio neto.

Más recortes y más impuestos

A pesar de la delicada situación de la gran parte de la ciudadanía española, asfixiada, sin recursos y con un negro porvenir, el Gobierno de Mariano Rajoy va a anunciar más recortes esta misma mañana. ¿Subirá el IVA? ¿Prorrogará la subida del IRPF? ¿Creará algún tipo de “céntimo verde” como recargo temporal de solidaridad? A saber con qué nos sale hoy. Probablemente, con más recortes. Lo que está claro es que siempre pagamos los mismos. Mientras los accionistas de las grandes empresas de este país (Banco Santander, BBVA, Telefónica, Inditex…) se reparten beneficios multimillonarios a la par que explotan a sus empleados, la población se empobrece a pasos agigantados. Cada vez hay más gente sin trabajo, sin casa, sin comida. Las instituciones de beneficencia no dan abasto y las redes de solidaridad surgidas en muchos barrios y municipios están sobresaturadas.

Y para más inri, hace unos días saltó el rumor de que el Gobierno va a subir la edad de jubilación. Pero, ¿quién va a poder trabajar 40 años para asegurarse el 100% de la pensión con la que se nos viene encima? Además, ¿cuánto va a tardar el Gobierno en anunciar los recortes en las pensiones? Esta ‘reforma estrella’ está al caer y llegará como la enésima promesa electoral incumplida por el Ejecutivo.

Sin embargo, lo más triste de toda esta historia es que en nuestro país hay más de seis millones de vidas rotas. De personas que se levantan cada mañana sin saber muy bien qué hacer. Los más afortunados podrán hacer cuatro trabajillos en negro que les reportarán algo de dinero para poder seguir tirando. La gran mayoría, seguirá pateando empresas y polígonos industriales, mendigando empleo precario y sintiéndose escoria por no conseguirlo. Algunos, seguirán pensado que la única solución a tanta desgracia es acabar con todo. Fin de la historia. Otros, sin embargo, no tendrán la fuerza suficiente para hacerlo porque justo en el instante del infausto pensamiento se cruzará por sus ojos la sonrisa de su hijo. Hay que tirar para delante, se dirán. Te sentirás humillado, hundido y abatido. Incapaz, asfixiado. Explotado. Abandonado, solo y perdido. Es lo que buscan. Solo entonces, cuando la gran mayoría de la ciudadanía se sienta así, se podrá decir que ha triunfado la reforma laboral. Solo entonces habrán funcionado los recortes. Solo entonces esos mercados, esos poderes económicos intangibles pero todopoderosos, podrán celebrar que han empobrecido económica y anímicamente a una toda una sociedad. Y brindarán con champagne francés por nuestra desdicha.

Publicado en Micronopio de Cordopolis.es 

No hay comentarios: