14 de febrero de 2009

La leyenda de la misteriosa dama Eruvigi...

Muchas son las leyendas que circundan a nuestra Yecla. Historias fantásticas, o no tanto, que han perdurado en la memoria de los yeclanos generación tras generación. Unas más oscuras, otras más simpáticas, pero siempre misteriosas. Deambulando por Internet, he encontrado un par de artículos que me han traído a la mente a un personaje de mi infancia y al que tenía ya cobijado en un rincón cercano al olvido. Me refiero a la dama Eruvigi, esa señora que se aparecía en las noches de luna llena y tormenta, acompañada por un fiero perro.

Pero también he encontrado un estudio de Juan F. Jordán Montes en el que se barajan varias leyendas en torno a la dama Eruvigi. Espero que los lectores mediante sus comentarios puedan corroborar la más ajustada a la leyenda, para así, entre todos, poder crear un origen común a la misteriosa dama que se aparecía en la Fuente del Pinar. Según Jordán Montes, en este paraje se hallaron varias variantes del mismo relato que “seguramente corresponden a diferentes momentos históricos o a distintos intereses del relator”.

La primera de las versiones, y quizá la más extendida, dice así:

La dueña del paraje quería construir un hospital para niños en la Fuente del Pinar. Murió una noche de luna llena y lloviendo. Al cabo del tiempo, como no pudo cumplir su promesa, se la veía pasear por los caminos del entorno acompañada de su perro; pero únicamente en los días de lluvia y de luna llena. La causa era en efecto que los parientes, una vez fallecida la dama Eruvigi, se habían negado a cumplir el deseo de levantar el hospital infantil. El perro de la dama Eruvigi solía atacar a los parientes insolidarios con el dolor y el deambular de su dueña en el otro mundo. Incluso llegaba a matarlos.

El segundo testimonio recogido por Jordán Montes explicaba lo siguiente:

Existió un conde que se casó con la dama Eruvigi, dueña de la Fuente del Pinar. La dama quería construir un hospicio para niños. Mas el conde se negaba a dicha pretensión porque sólo deseaba la fortuna de Eruvigi cuando ella muriera. A tal fin, la encerró en una habitación y allí murió de hambre y olvidada por todos. Pero antes de perecer lanzó una maldición contra su marido el conde: aparecería todas las noches de luna llena y le mataría por su mala conducta.

Por último, la tercera versión lo explica de la siguiente manera:

Existió la condesa Eruvigi que estaba enferma de lepra. Mientras estuvo enferma solía pasear de incógnito por los campos próximos, oculta bajo una sombrilla para disimular su feo aspecto e impedir la repugnancia que pudiera causar entre los que la conocían. Sentía vergüenza por su aspecto. Un pastor, sin embargo, la reconoció un día. La condesa se vio obligada a matar al infortunado joven y levantó con sus propias manos una cruz de madera sobre el sitio del homicidio. Tras la muerte de la condesa, se la veía aparecer de vez en cuando, con un camisón blanco, portando una vela encendida y con su sombrilla abierta. Se dice que la condesa fue enterrada en la capilla de la ermita de la casa del Pinar.

¿Qué hay de realidad y qué de ficción en la leyenda de la dama Eruvigi? ¿Qué versión es la que han escuchado ustedes de la historia? El propio Jordán Montes, en un artículo publicado en 1997 en la Revista Murciana de Antropología defendía que la leyenda de la dama Eruvigi podría derivarse de alguna lejana historia que tuviera como protagonista a una encantada o ninfa. Según el propio autor, "las encantadas generan una serie de leyendas bellísimas, con numerosos símbolos de no fácil interpretación. Básicamente son seres femeninos jóvenes, de extraordinaria belleza que se vinculan a fuentes o a cuevas con agua o ríos en las inmediaciones". ¿Fue la dama Eruvigi una invención? ¿Evolucionó su leyenda de otra más antigua relacionada con alguna ninfa? ¿O quizá sí existió alguna mujer vinculada a esta historia? Espero sus respuestas...


Fuentes:


1. Jordán Montés, J.F., "Seres sobrenaturales y míticos en comunidades campesinas tradicionales del sureste español", en Revista Murciana de Antropología, núm. 2, 1997, págs. 83-121


2. Jordán Montés, Juan F., "Oraciones y fórmulas tradicionales en Yecla", en Revista Murciana de Antropología, núm. 1, 1994, págs. 55-89


3. Imagen en ciencia.nas.gov

4 comentarios:

maricarmendeyecla dijo...

Jejeje,a mi me contaron la version tercera,era mas k miedo lo que pasaba mos en el campamento con estas historias!!!,era genial :-D, k buenos recuerdos.....
Gracias x colgar esto,seguro k mucha gente le gustara recordarlo.

kultur-huset dijo...

la versión que se contaba en los campamentos entre los años 70 y 80 decía que Eruvigi era una niña enferma a la que su padre le regaló un anillo. Cuando murió la enterraron en el anillo. Un pastor la desenterró para quitarle el anillo,.... y se va desarrollando la historia. Al final, el narrador va concluyendo al historia con voz pausada y en voz cada vez más baja para que estemos todos atento al final,... es entonces cuando nos pegan el susto.

Ripoll dijo...

Hola! En primer lugar, el campamento se llama Dynamis!
Personalmente, llevo más de 15 campamentos y desde hace mas de 20 años he pasado grandes veranos en la fuente del pinar, paraje x el q siento un enorme cariño y un sentimiento profundo.
De las leyendas q nos cuentas había oído cosas de las 3 pero la tercera es la q más he escuchado. Esa tercera leyenda es solo una parte que corresponde a la gran leyenda de la dama de la Fuente del pinar! Algunos la llaman Eruigis, otros Duvigis, o incluso Duruvigis, pero el nombre original yo creo q es Ludovigis, creo q es femenino de Ludovico. Me gustaría indagar sobre el tema y recabar información para saber q parte hay de leyenda y q parte hay de realidad pero según lo q yo tengo entendido... Había una mujer q quiso hacer un hospital para enfermos de lepra en la fuente del pinar. Ella tb sufrió la enfermedad y... La leyenda del pastor tb la he escuchado yo. Además, sobre lo de que está enterrada en la capilla de la casa principal de la fuente del pinar se alimente la leyenda apoyada por la existencia de un nicho de piedra junto a la puerta de atrás de la capilla, en la calle, al lado de la rampa de acceso a esta. La verdad esq yo he dormido en esa casa antes de ser reformada y ponía los pelos de punta,Se sentía algo difícil de definir y a pesar de estar reformada aún da bastante respeto.
Me agrada recordar estas historias, la fuente del pinar y los campamentos! Un abrazo!!

Anónimo dijo...

pero eso no tiene sentido