15 de febrero de 2009

Quiero listas abiertas para Yecla

Hace unos días tuve la suerte de asistir a una magnífica conferencia de Miguel Herrero de Miñón. Para quienes no lo conozcan, cabe destacar que este gran jurista es uno de los siete padres de la Constitución Española y uno de los protagonistas más destacados de la Transición. Asimismo, fue portavoz de la desaparecida UCD y, más tarde, de Alianza Popular, pero acabó desvinculándose de la política cuando fue apartado del entonces recién creado Partido Popular (al cual optó a la presidencia, pero fue derrotado) en 1993. Actualmente, y con 68 años, Herrero de Miñón es miembro del Tribunal Constitucional de Andorra y Letrado del Consejo de Estado en España. Y este gran jurista defendió una teoría que yo también abogo desde hace mucho tiempo: el sistema electoral que se aprobó en su día y que se recoge en la Constitución Española no funciona en los municipios. Es decir, el sistema de listas cerradas puede ser coherente a nivel nacional, pero nunca a nivel local. Por tanto, Herrero de Miñón, artífice en su día de la denostada Ley Electoral, pidió un cambio urgente. Pero, ¿qué diferencia existe entre un sistema con listas cerradas y uno con listas abiertas?

Las listas abiertas hacen referencia a una característica que se da en algunos sistemas electorales de representación proporcional. Países como Suecia, Finlandia, Luxemburgoo Suiza ya han adoptado este sistema. Cuando existen listas abiertas, los electores tienen mucho más poder en el orden en que los candidatos de un partido son elegidos. El orden de votos individuales es el que determina el orden de los candidatos dentro de cada partido. Es decir, que se vota a la persona. A mí me pueden gustar varios candidatos del PP, del PSOE, de IU. Por eso voto a quien yo quiero y a quien realmente creo que puede aportar algo a la sociedad.

Esto nos ofrecería una campaña electoral local mucho más interesante, en la que se hablaría verdaderamente de los temas que importan. Aquellos candidatos de cada partido que fueran a ser concejales de Urbanismo hablarían de urbanismo, igual ocurriría con los de Deporte o con los de Educación. Todos podríamos ver quién está más formado según la concejalía para la que se presente. Este sistema es muy parecido al que actualmente se emplea para elegir a los senadores, lo único es que votamos “a ojo” porque, normalmente, no conocemos a casi ninguno de los que se presenta. Por eso, a gran escala este sistema de listas abiertas podría hacer aguas, porque se votaría a ojo o, simplemente, a los primeros de la lista. Esto ocurre actualmente en el Senado, donde la mayor parte de los asientos están ocupados por personas que tienen apellidos empezados por A, B o C, pues estas listas se ordenan por orden alfabético y los electores ponen la cruz a los primeros nombres que leen.
En definitiva, es un sistema que serviría muy bien a nivel local, por el que los partidos como tal perderían peso y ganarían las personas. Las personas más válidas para dirigir cada departamento. Esto también serviría para que los partidos pequeños no tuvieran que superar esa barrera casi insalvable del 5% de votos emitidos para poder “optar al reparto” de escaños, independientemente de la idoneidad de sus candidatos.

El sistema de listas abiertas garantizaría un resultado mucho más equilibrado. El elector vota a cada candidato, no a la totalidad de unas siglas vacías. Como decía antes, la competencia ya no es sólo entre partidos, o entre posibles alcaldables, sino que se da una competencia individual que potenciaría la democracia directa. Este sistema permite elegir a individuos procedentes de distintas sensibilidades políticas, con lo que el Ayuntamiento se conforma con personas que pueden pertenecer a una misma lista o a distintas listas, con lo que se merma el poder de los partidos y aumenta el de los ciudadanos.
En un pueblo como Yecla nos conocemos todos, por eso es mucho más consecuente este sistema donde podríamos votar a aquellos ciudadanos que, de verdad, están más preparados para realizar las distintas labores municipales. Porque, ateniéndonos a este sistema, ¿cuántos concejales de los 21 que existen actualmente no estarían sentados donde están? Si este sistema llegara a aplicarse alguna vez, y espero que así sea, los propios partidos serían los primeros interesados en colmar sus listas con ciudadanos verdaderamente válidos y preparados para la función que vayan a desempeñar. Se acabarían los amiguismos y los enchufismos y el pueblo sería el mayor beneficiado. ¿Se puede pedir más?
.
.
.
Pueden encontrar también este artículo en mi blog de elperiodicodeyecla.com

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero con este sistema (que me parece que se podria usar)no correrian los ayuntamientos el peligro de que existan rencillas entre los concejales de diferentes ideologias y que desapareciera el trabajo en grupo.
Y que esto provocara que el ayuntamiento vaya pero de lo que va.

cente

Anónimo dijo...

eres aburrido como tú solo

David Val Palao dijo...

Eso significa que me has leído "anónimo". Gracias!!!

Anónimo dijo...

Bueno, no he pasado del primer párrafo, pero... De nada!!!

David Val Palao dijo...

Entonces eres uno más del montón, no me interesas. Empezaba a preocuparme, pero si te quejas de algo que ni siquiera has leído, ¿qué razón puedes llevar? Ninguna. Ale, diviértete viendo Tele5. Hasta luego!

Anónimo dijo...

A ver, acabo de leerlo todo y, efectivamente, sigo manteniendo lo mismo. Bueno, además de mortalmente aburrido eres bastante obvio. Sí, deberías preocuparte. Suelo tener bastante razón y Tele5 es mucho más divertido que tu blog, eso seguro. Pero sin rencor, eh?

buenos días

David Val Palao dijo...

Que va, no hay rencor. Ya te he dicho que con Gran Hermano puedes abrir mucho más tu mente y culturizarte hasta límites insospechados. Además, escribir detrás de un anónimo es un grave síntoma de cobardía.

En cuanto al artículo no creo que sea ni aburrido ni la alegría de la huerta, simplemente informo y argumento que otro sistema sería posible para acabar con tanto vividor como hay en nuestro ayuntamiento y en muchos otros.

Si a ti eso no te interesa supongo que es o porque pasas de todo y te importa poco lo que pase a tu alrededor, o bien porque eres un vividor de los tantos que hay y no te interesaría que este sistema entrara en vigor. Es lo que les pasa a muchos, que vivir del cuento es muy 'bonico'.

Hasta la próxima!

stephen hawking dijo...

tú si que vives del cuento...

aristóteles dijo...

Soy el más cobarde de los terrestres. Me da miedo hasta leerte. Y sí, supongo que debí haber escogido otro post para meterme un poco contigo. Este sobre las listas abiertas es informativo y no tiene nada de chicha (vamos, es como buscarlo en la wikipedia. Es a lo que se tiende cuando uno no tiene grandes cosas que contar o aportar.+
A ser objetivamente informativo.

Hasta pronto!

Anónimo dijo...

Muy buena contestación David para ese anónimo