4 de octubre de 2011

El alcalde de Yecla cobrará más que los de Huesca, Lugo, Zamora, Cáceres...


Marcos Ortuño va a cobrar 54.719,70 brutos al año. Más que los alcaldes de Huesca (20.000 euros más), Palencia (12.000 euros más), Zamora (12.000 euros más), Lugo (9.000 euros más) y Cáceres (4.000 euros más), según datos publicados este año. Además, percibe una cuantía similar a la que reciben los alcaldes de Logroño, Guadalajara y Teruel y solo un poco menos que el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. No está mal para estar en plena crisis.


Ese fue mi desayuno de esta mañana. Ver que el señor Marcos Ortuño ha tomado la primera decisión importante desde que fue elegido alcalde por el inesperado fallecimiento de su antecesor. Multiplicarse el sueldo. Casi 4.000 euros brutos al mes. Uno por cada yeclano en paro. Cuando la crisis más golpea, cuando nuestro pueblo se desangra, no se le ocurre a este señor otra cosa que mejorar en 13.300 euros su anterior sueldo, es decir, un 32% más.

Ojalá el señor Marcos Ortuño saliera a la palestra y diera motivos fehacientes para demostrar que ese es el sueldo que se merece como regidor de un pueblo de 35.000 habitantes. Está claro que podrá alegar que alcaldes de ciudades más pequeñas tienen todavía salarios más elevados, no lo niego, pero ¿de verdad no es insultante?

Los ciudadanos hemos dejado a los políticos hacer y deshacer a su gusto, sin que nada ni nadie les ponga trabas ni impedimentos. Sin tener un mínimo de decoro. Con una mayoría absoluta como la que goza el Partido Popular en Yecla tienen, en teoría, derecho legítimo a hacer lo que les venga en gana. ¿Vamos a permitirlo? Creo que los ciudadanos tenemos que darnos cuenta de que si están ahí, cobrando una pasta, es porque los hemos elegido nosotros, así que, como tal, deberíamos de exigirles mucho más. Porque están acostumbrados a que durmamos durante cuatro años para hacernos despertar justo un mes antes de las elecciones. Y eso es lo que va a pasar en noviembre, que dentro de unos días empezará la lucha encarnizada entre rubalcadistas y marianistas. A ver quién puede más... Promesas, promesas y promesas, que después se quedan en nada. Muy triste.

Ciudadanos, ciudadanas, daos cuenta de que las alternativas existen. Me da igual cuáles sean. Pero ya hemos visto que tanto unos como otros no piensan en los ciudadanos. Nos recortan en derechos, fulminan nuestra sanidad, patean la educación pública. Les importamos muy poco. Ellos solo buscan subirse el sueldo cuanto más mejor. A costa de nuestros impuestos. Mientras tanto, dicen solucionar la crisis amputando nuestros derechos, golpeando nuestros bolsillos y, a la vez, apoyando al corrompido sistema financiero con dinero público. Con nuestro dinero. Y nos manipulan para hacernos creer que todo lo que difiere a ellos dos, al PPSOE, a A o B, es pura utopía. Sueños irrealizables. Porque por mucho que digan, el PSOE se abstuvo anoche cuando hubo que votar el sueldo de Marcos.

Además, se apoyan en los medios de comunicación, dirigidos por adinerados magnates, para hacernos creer que todo lo que se sale de la lógica capitalista que ambos imponen, es impensable. Inalcanzable. Pues no, ya es hora de cambiar. Es hora de que demos una lección a todos estos hipócritas que defienden la austeridad mientras se suben el sueldo a nuestras espaldas. ¿Para qué dar ejemplo? Palabras, palabras y más palabras. Todas vacías. Estoy cansado. Cabreado. Hay que dar una patada en sus sillones, y tirarlos al suelo. Echarlos bien lejos. Eso es lo que se merecen por falsos y por embusteros.

¿No quieren recortes? ¿No buscan privatizar nuestros derechos? Ojalá tengáis el valor y las agallas de votar con la cabeza y no con el corazón. Tenemos que dejar de pensar que A o B es la solución. Mirad más allá. C, D, E, F... también juegan y quieren ofrecernos un futuro diferente. Apenas pueden alzar su voz entre el bipartidismo que nos asfixia. No tienen hueco en los medios, no pueden pagar propaganda para dar a conocer sus ideas... Pero eso se está acabando gracias a Internet. En la Red todos somos iguales, y eso les duele a los dos grandes. La gente se está moviendo, está respondiendo, está cambiando. Aunque nos intenten llevar al redil a base de palos. No callaremos. Hay que acabar con estos desmanes. ¿Pero de verdad no es una vergüenza que el alcalde de un pueblo como Yecla se lleve el equivalente a cuatro sueldos medios? ¿De verdad no os indigna y os quema la sangre?

1 comentario:

Juan Carlos Blanco Delestal dijo...

Es una verguenza, me gusta tu forma de concienciar a la gente de que hay más opciones viables.

Puntualizo o añado una cosa...no les hacen falta palos para meternos en el redil, ya nos metemos nosotros solos, nos guste o no, es la naturaleza humana por norma general.