22 de enero de 2013

“Casi nadie se alarma por los casos de corrupción”

Entrevista a Alejandro Nieto, catedrátido de Derecho y ex presidente del CSIC

Las prácticas corruptas en España se multiplican. La supuesta magnitud del Caso Bárcenas ha puesto la guinda a una serie de casos que copan los medios de comunicación desde hace años. Los procesos de Valencia,Galicia o Cataluña, la debacle de Bankia o el propio Caso Noós, que afecta directamente a la Familia Real, empiezan a afectar a la ciudadanía, que hasta ahora dedicaba total indiferencia a estas prácticas. Sin embargo, algo está cambiando, pues el 17,2% de los españoles ya situó a corruptelas y políticos como uno de los principales problemas del país en la última encuesta del CIS, publicada en diciembre. Este tema no preocupaba tanto desde 1996, poco después de que se destapara el Caso Filesa, que acabó con el gobierno de Felipe González.

Para analizar un poco mejor la situación, la Fundación Melior ha decidido entrevistar a Alejandro Nieto, catedrático de Derecho y expresidente del CSIC. Escéptico y resignado con los políticos y sus entresijos, el autor de El desgobierno de lo público no ve solución alguna: “Estamos en un proceso de declive”. Sin embargo, no hay duda alguna de que si la corrupción se redujera, nuestro país podría alcanzar sus objetivos de déficit público sin tantos recortes y sin subir los impuestos. Porque, la corrupción, sí nos cuesta dinero.

1.      La corrupción parece intrínseca al sistema político español. En el siglo XX tumbó varios gobiernos, sin embargo, estos casos apenas afectan ahora a los políticos, que siguen gobernando sin problemas, incluso respaldados por las urnas. ¿A qué se debe ese cambio?

El cambio se debe a la evolución de la propia sociedad. Es decir, antes cuando se descubría un escándalo de corrupción, la opinión pública realmente quedaba consternada y además los corruptos eran socialmente rechazados. En cambio ahora, la corrupción forma parte de la vida cotidiana y casi nadie se alarma por estos descubrimientos. A los votantes les tiene sin cuidado que su candidato sea corrupto. Entre otras cosas, y eso es lo peor de todo, porque se da por supuesto que lo es. Y cuando se destapa algún caso, no es por el delito en sí, sino porque se pretende desacreditar al partido o a la persona implicada. No es más que juego político. 

2.      Usted ha afirmado en más de una ocasión que “los jueces son el mejor escudo para tapar la corrupción”. Aun así, si hubiera jueces honestos, ¿cree que podrían desempeñar con normalidad su profesión?

Los pocos jueces honestos lo tienen difícil porque quien no baile al son de la música que le dictan, se queda indefinidamente en su puesto, es decir, tiene muy pocas posibilidades de ascenso. Hace falta ser amigo del dedo que nombra los ascensos y, para eso, hay que hacer lo que estos indican. Además, los jueces que investigan y sentencian casos importantes han sido seleccionados ya previamente.

3.      ¿Qué le parece el Caso Bankia? Rato, Acebes, pero también consejeros del PSOE y hasta de IU se han beneficiado de la mala gestión de la entidad. ¿Cómo acabará el caso? ¿Qué opina del fichaje de Rato por Telefónica?

Se difuminará, salvo que haya alguna razón política para que no ocurra. El juez empezará a hacer diligencias y dentro de muchos años habrá una sentencia diciendo que las cosas no estaban claras y que no hay que resucitar casos enterrados. Imagino que será algo así. Y en cuanto a que le hayan dado un nuevo puesto a Rato en Telefónica, son cosas que superan la mentalidad del ciudadano corriente. Rato puede jubilarse sin agobios financieros porque ya es muy rico. Sin embargo, ha aceptado el cargo porque individuos como él sufren si no están en medio de todas las salsas.

4.      PP, PSOE, CIU, PNV, la Casa Real y hasta algún caso en IU o el BNG. Cientos de políticos imputados, apenas dimisión alguna y, cuando aumenta la presión, algún condenado, pero rápidamente indultado. ¿No se libra nadie?

Supongo que algún bueno habrá, pero será difícil encontrarlo. Me recuerda a la historia de Sodoma, la ciudad bíblica que iba a ser arrasada por la cólera de Dios. Abraham intercedió por los justos de la ciudad y Dios le prometió que no la destruiría si, al menos, hallaba cincuenta personas justas en la ciudad. A pesar de su esfuerzo, no encontró ni diez.

5.      ¿Cree que la corrupción política está estrechamente ligada a la subida de impuestos, el rescate financiero o la bancarrota de las administraciones públicas?

Por supuesto que es una causa, entre otras muchas. Es decir, ¿cuál es el coste de la corrupción en España? Teniendo en cuenta que se encarece el precio de los servicios públicos, de los contratos, de los gastos de personal… sale una serie de miles de millones tales que quienes han hecho estos cálculos afirman que el déficit español sería mucho menor si no se hubieran desviado esas cantidades. Así son las cosas, pero nadie hace nada.

6.      Una pregunta  más para terminar: ¿Tiene arreglo toda esta debacle?

No veo ninguna solución. Yo sé que voy a llegar a viejo y por muchas medidas que tome o por mucho que me cuide, no lo podré remediar. Cuando el Imperio Romano estaba en decadencia, se buscaron soluciones, pero ninguna fructificó. Al final, se disolvió y desapareció. Simplemente, nos ha tocado vivir este proceso de declive.

Publicado en melior.is

No hay comentarios: