6 de junio de 2014

RBA fusila a ‘El Jueves’

Con alevosía y sin esperarlo. La revista más antigua de humor satírico se autocensura en pleno siglo XXI y sus mejores dibujantes se bajan del barco



Ayer fue un día triste.
 Muchos miércoles me levanto con la ilusión de ver la portada de la revista más mordaz que ha conocido este país desde el cierre de La Codorniz, la cual yo conocí solo de oídas y a través de Internet. Me refiero, como ya sabrán, a El Jueves. Recuerdo el día que la descubrí, hace unos 10 años, cuando un nuevo compañero de piso la llevó a casa. Desde ese día, la revista llegaba puntualmente cada semana, pasaba de mano en mano, todos la leíamos y la disfrutábamos e incluso, una vez desgastada, la dejábamos en el Metro para que un viajero afortunado pudiera disfrutar tanto como nosotros. Durante varios años fue una especie de ritual semanal. Pero la magia se acabó ayer. Mejor dicho, antes de ayer. Llegó el miércoles y El Jueves no estaba en el kiosco. ¿Qué ha ocurrido?, se preguntaron muchos lectores. Y esto fue lo que nos dijeron:

¿?¿? Muchos ávidos lectores vaticinaron que esto se debía a que la abdicación del rey había sido motivo suficiente para parar rotativas y rehacer la portada. Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula cuando el jueves nos dimos con Pablo Iglesias en la frente. Peor todavía cuando se filtró la soberbia portada de Manel Fontdevila que, finalmente, no se publicó y que abre este artículo.

El mismo jueves por la mañana, tras el acto de censura, Fontdevila y el dibujante Albert Monteys, otro de los clásicos del magazine, anunciaban que dejaban la revista.Unas horas más tarde, El Confidencial publicaba estas declaraciones de Manel: “Había una portada entregada que no es la que se ha publicado. Todavía espero una explicación”. Según asegura El Confidencial, la dueña de la revista, RBA Ediciones, retiró de la imprenta 60.000 ejemplares de la portada en la que aparece Juan Carlos I pasándole una corona maloliente al príncipe Felipe.

¿Autocensura?

De confirmarse la retirada de la portada, podremos asegurar que el Gobierno ha ganado una gran batalla. “La libertad de prensa en España ha ido a peor en los últimos años”, afirma Malen Aznárez, presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Y es cierto: Un periodista con miedo es una presa facilísima para la autocensura. En este país nos hemos acostumbrado a las ruedas de prensa sin preguntas, con tele de plasma incluida y todo amparado por una Ley de Seguridad Ciudadana que señala como criminales a todas aquellas personas que, a pie de calle, se juegan su integridad física para poder contar lo que ocurre en cada manifestación o en cada desahucio.

El Jueves nunca había sido santo de la devoción del gobierno de turno ni de la Corona. Especialmente de esta última, sobre todo cuando en 2007 el juez Del Olmo ordenó retirar el número de los kioscos ymultó a Manel Fontdevila y Guillermo Torres por la portada en la que se veía a los príncipes de Asturias practicando sexo. Pues bien, parece ser que la persecución institucional a este magazine ha tenido por fin el fruto deseado y RBA ha cedido al chantaje.

La editorial, que cuenta con otras publicaciones como las revistas Semana o Lecturas, donde son mucho más condescendientes con la Familia Real, ha herido de muerte a la revista satírica más importante de Españaque, de hecho, está cerca de cumplir cuatro décadas en activo. Parece que va a ser imposible que los cumpla.

Y es que el malestar entre los dibujantes se ha multiplicado. El abandono ha sido masivo. A lo largo del día de ayer, varios dibujantes de prestigio anunciaron que también se bajaban de El Jueves. Sin duda, la revista está desangrándose y hay quien duda de que vuelva al kiosco la próxima semana. Una pena y una nueva victoria para quienes sustentan su poder en la persecución atroz a ciertos medios de comunicación mientras coartan la libertad de expresión.

La sentencia de Manuel Bartual lo resume todo: “Así se mata una revista”. Deberían cambiarle el nombre: “El Jueves”, la revista que sale los miércoles siempre que su ‘Majestad’ lo permita… Fue bonito mientras duró. Hasta siempre, El Jueves.



P.D. Y Guillermo y Malagón y algunos que todavía vendrán… #Jueves Negro 

Artículo publicado en Micronopio de Cordópolis

No hay comentarios: