19 de octubre de 2008

Restituyendo la dignidad

Han pasado 72 años. Es cierto. Pero, antes o después, tenía que llegar el momento. El juez Baltasar Garzón se ha declarado competente para investigar los crímenes cometidos por los vencedores de la Guerra Civil entre el 17 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1951, fecha marcada “por la eliminación de guerrilleros y personas que les apoyaban”, según explica la propia resolución. Por primera vez en 72 años, un juez ha dicho que Franco fue un asesino y que cometió, junto a los otros altos cargos de la dictadura, miles de crímenes contra la humanidad y que el desencadenante de la guerra fue un golpe de estado ilegal que pretendía acabar con la República y con el gobierno legítimo de España mediante el uso extremo de la violencia. Una vez firmada esta resolución, el proceso ha echado a andar.

Es cierto que las investigaciones comenzaron en junio, cuando Garzón solicitó a instituciones públicas y privadas, entre ellas la Conferencia Episcopal, que entregaran toda la información que tuvieran sobre fusilados y desaparecidos en la represión. En total, 114.266 personas que “descansan”, todavía hoy, en fosas comunes repartidas entre cunetas, descampados y tapias de cementerios. Y, ¿qué pasa ahora? Muchos medios de comunicación han ridiculizado a Garzón por el hecho de solicitar a los registros civiles los certificados de defunción del general Francisco Franco y de todos los que le apoyaron en el golpe de estado. Esto, que parece una mera tontería, es un formalismo judicial para extinguir la responsabilidad penal sobre el dictador. Es un formalismo similar al de solicitar al Congreso que acredite la condición de un diputado de alguien que todo el mundo sabe que lo es antes de encausarle por algún delito. Es decir, mero trámite. En segundo lugar, el juez Garzón ha solicitado al Ministerio del Interior que identifique a los máximos dirigentes de la Falange Española entre el 17 de julio 1936 y el 31 de diciembre de 1951. Si han muerto, el trámite será el mismo que el seguido con la cúpula militar franquista, pero si están vivos serán imputados, aunque ninguno ingresará en prisión debido a su avanzada edad y por razones puramente humanitarias. Esto no significa, como ha declarado Falange Española, que se intente ensuciar el nombre de este partido político. Actualmente, es un partido democrático y, lo único que se va a hacer es buscar a aquellos falangistas que cometieron delitos contra la humanidad. De ningún modo se les va a culpar por defender una u otra ideología. Y mucho menos si está aceptada por la Constitución.

Ahora, la pregunta está clara: ¿Por qué desenterrar muertos 72 años después? Porque ha de hacerse. Porque estamos hablando de más de 100.000 personas que están enterradas en fosas comunes, abandonadas como perros, simplemente por defender unas ideas diferentes a las de los vencedores. Por sus familias, por haber tenido que permanecer en silencio durante años por temor a convertirse en nuevas víctimas y, desde la Transición, por tener que callarse debido a una Ley de Amnistía firmada en 1977 y que declaraba impune, incomprensiblemente, a todo culpable. Porque el resto de la sociedad española y de las fuerzas políticas del Estado les obligaron a olvidarse de sus seres queridos. Hoy, hijos, nietos y sobrinos de los fusilados han alzado la voz. ¿Por qué podemos juzgar en España a las víctimas de Pinochet o de la dictadura argentina (procesos ambos muy alabados) y no a las españolas? ¿Por qué parece que, 72 años después, no puede hablarse con libertad de esta dura represión sin mirar a un lado y a otro con síntomas de terror? Hoy, por fin se ha hablado claro. Las innumerables ejecuciones sumarísimas, sin las más mínimas garantías de un proceso justo, las torturas, el expolio de los bienes de los vencidos, las ejecuciones extrajudiciales seguidas de la desaparición forzada de personas ya eran entonces, con arreglo al derecho internacional, crímenes contra la humanidad. Además, los crímenes contra la humanidad se han considerado inprescriptibles, es decir, que no pueden prescribir, según toda la doctrina y la jurisprudencia de los tribunales internacionales, cuya legitimidad reconoce el Estado español. Por tanto, todos aquellos puristas que opinan que Garzón no tiene competencia (entre ellos el fiscal de la Audiencia Nacional) y que no se puede abrir una investigación sobre crímenes de hace 72 años porque ya han prescrito o han sido amnistiados, se equivocan. Y así lo avala la prensa internacional, que ha apoyado con firmeza la decisión del juez Garzón para limpiar el nombre de las víctimas del franquismo.

Es más, la Ley Orgánica de 25 de mayo de 1988, encomienda a la Audiencia Nacional la instrucción y enjuiciamiento de los delitos cometidos por personas relacionadas con elementos rebeldes. De hecho, el Código Penal existente en 1932 y el actual castigan cualquier acto de rebelión. Y todavía existen más argumentos para demostrar que el juez Garzón es totalmente competente para abrir este proceso, pues la Ley de Amnistía que libró de toda culpa a los exaltados es preconstitucional (1977), por lo que cualquier juez puede, de acuerdo con la disposición derogatoria del texto constitucional, declararla inaplicable. No queda otra, por tanto, que atenerse a las libertades que ensalza nuestra Constitución, la cual reconoce como norma totalmente efectiva a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Por todas estas razones, es totalmente legal y constitucional la intervención del Juzgado de Instrucción Central nº5, por lo que ninguna institución, pública o privada, puede poner obstáculo a lo que este juzgado le solicite, sin el riesgo de incurrir en el delito de obstrucción a la justicia.

¿Y por qué no procesar a los rebeldes republicanos?
No hay duda de que durante los casi tres años que duró la Guerra Civil, la República trató de hacer frente a la situación con las armas legales que tenía a su alcance. También es cierto que, desbordados por la presión de los sectores más extremistas, no pudieron contener acciones criminales, ejecuciones extrajudiciales, torturas y desaparición forzada de personas que incuestionablemente constituyeron crímenes contra la humanidad. Pero, los vencedores ya se encargaron de castigarlos y, a su vez, de cometer muchísimos crímenes más. Sólo cabe citar, por ejemplo, al general Queipo de Llanos en uno de los bandos de guerra que redactó: “Serán pasados por las armas los directivos de los partidos del Frente Popular y si no fueren encontrados un número proporcional de afiliados”.

Y como era de esperar, a Garzón se le cuestionó sobre Paracuellos. El juez explicó por qué no admitió a trámite la querella presentada en 1998 por lo ocurrido allí. “Tras la finalización de la contienda civil, tales hechos se investigaron, se sancionó (y fusiló) a los responsables y las víctimas fueron identificadas”. Además, investigar este hecho tampoco sería competencia de la Audiencia Nacional, pues el desencadenante de tal tropelía no fue ningún golpe de Estado.

No hay duda de que el tema es peliagudo. De que muchos ven este proceso como un motivo para reabrir heridas cicatrizadas a golpe de años y años de silencio. Pero para que la herida cicatrice bien es necesario coserla con hilo y aguja, y no sanarla cada equis tiempo a base de agua oxigenada.

Como dice Carlos Piera en la introducción a la novela Los girasoles ciegos: “Superar exige asumir responsabilidades, no pasar página o echar en el olvido”.
También podrán encontrar este artículo en elperiodicodeyecla.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No se si sabrás que la República es cosiderada ilegal por muchos hitoriadores por hacerse con el poder en unas elecciones municipales que además ganarón los monárquicos.

Por otra parte hubo un golpe de estado de las izquierdas liderado por Azaña que ho hacian muchos ascos a la posible guerra civil:
Las elecciones de noviembre de 1933 habían sido ganadas por la derecha y el centro por una gran mayoría (más de cinco millones de votos contra tres de las izquierdas).

La izquierda no admite que gobierne la derecha. En virtud del planteamiento de Azaña de que literalmente dice: "por encima de la democracia está la República", y que ésta ha de ser gobernada sólo por lo republicanos, entendiendo por tales a los de izquierda. El problema es que el pueblo no les ha votado. Pero nunca ha importado el pueblo, lo importante siempre ha sido lo que dicen las izquierdas. Como en 1931, también ahora la derecha acepta lo que le impone la izquierda y la CEDA de Gil Robles consiente en no gobernar, en que el gobierno sea del Partido Radical apoyado desde fuera por la CEDA. Por eso se llama al período bienio radical-cedista.
Azaña estuvo en primera línea de la insurrección armada contra el gobierno de la República surgido de las elecciones de 1933. En el diario El Sol de 17.04.1934, se publicaban sus palabras del día anterior en una reunión con sus seguidores republicanos izquierdistas:
"Por encima de la Constitución está la República y, aún más alta, se alza la Revolución".
Azaña intentó en julio de 1934 imponer su propio proyecto golpista al PSOE y a los catalanistas de la Esquerra, pero los socialistas no quisieron someterse y aquel golpe fracasó. Azaña para justificar su golpismo decía en julio de 1934:
“Antes que ver la República convertida en sayones del fascismo o del monarquismo preferimos cualquier catástrofe”.
Pero cuando la guerra de 1936 emepzó declaraba su consternación.

Hasta que el anuncio de que va a haber 3 ministros de la CEDA en el gobierno es utilizado por la izquierda, por la conjunción republicano-socialista, para lanzarse a la insurección armada. La realizan en nombre del antifascismo, que es hasta hoy lo mismo que ponerese el pasamontañas. Preparada en toda España, la falta de entendimiento en muchos sitios con la CNT y la carencia de apoyos masivos hace que, excepto en dos lugares, sólo se manifieste en que los insurrectos van al choque con las fuerzas del orden y en que cometen algunos asesinatos.

Pero en Asturias es una cruenta revolución, la más virulenta y catastrófica de Europa Occidental hasta esa fecha, y el gobierno tiene que afrontar una verdadera guerra que para controlar la situación. Aquí funcionó el acuerdo entre la UGT socialista y la CNT anarquista; el PSOE introdujo armas y los mineros manejados por esas centrales se adueñan de la situación; se apoderan de los explosivos de las minas y de las fábricas de armas y de explosivos. Cometen asesinatos en especial de eclesiásticos. El gobierno tiene que enviar unidades militares al mando del general Franco, las cuales consiguen finalmente dominar la zona. Hay unos 1.200 muertos; de ellos unos 1.000 en acción de guerra, 400 gubernamentales y 600 revolucionarios; y unos 100 asesinados por los insurrectos y otros 100 por algunos de los agentes de la represión.

Si quieres utilizar citas de ese lider socialista llamado Largo Caballero, aquí van algunas:

En un mitin en Alicante, el caudillo socialista había proclamado el 19 de enero de 1936:
“Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos” (El Liberal, de Bilbao, 20 de enero de 1936).

Largo Caballero en Linares en otro mitin el 20.01.1936:
“... la clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”.

El 10.02.1936, en el Cinema Europa, Largo Caballero insistía:
“... la transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas... estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia”.

El 1 de noviembre de 1933:
“En las elecciones de abril (1931), los socialistas renunciaron a vengarse de sus enemigos y respetaron vidas y haciendas; que no esperen esa generosidad en nuestro próximo triunfo. La generosidad no es arma buena. La consolidación de un régimen exige hechos que repugnan, pero que luego justifica la Historia”. “Vamos a la Revolución social. ¿Como? (una voz del público: como en Rusia) No nos asusta eso…Habrá que expropiar a la burguesía por la violencia”. “Tenemos que recorrer un periodo de transición hasta el socialismo integral, y ese período es la dictadura del proletariado, hacia la cual vamos. Había que “preparar la ofensiva socialista”. Largo Caballero, Discursos a los trabajadores, Barcelona, Fontamara, 1979, p.151-2. M. de Coca, Anticaballero, Madrid, Centro, 1975, p.85 y ss. M. Tuñón de Lara, La crisis del estado: dictadura, República, guerra (1923-1939), Barcelona, Labor, 1986, p. 129,170.

“Si no nos permiten conquistar el poder con arreglo a la Constitución… tendremos que conquistarlo de otra manera”. (febrero de 1933). Largo Caballero, Escritos de la República, Pablo Iglesias, 1985, p.34-5.

-El 23-11-31 Largo, entonces Ministro de Trabajo, ante la posibilidad de que las Cortes se disolviesen por no tener mayoría, amenaza: “Ese intento sólo sería la señal para que el PSOE y la UGT lo considerasen como una provocación y se lanzasen incluso a un nuevo movimiento revolucionario. No puedo aceptar la posibilidad, que sería un reto al partido, y que nos obligaría a ir a una guerra civil”. Acta de sesiones del Parlamento. El Debate, 24-11-31, Madrid.

- “Antes de la República creí que no era posible realizar una obra socialista en la democracia burguesa. Después de veintitantos meses en el gobierno... si tenía alguna duda sobre ello, ha desaparecido. Es imposible". (Agosto de 1933, en la Escuela de Torrelodones). FPI, XIII, p .452, El Socialista, 16-8-33.

- “Se dirá: ¡Ah esa es la dictadura del proletariado! Pero ¿es que vivimos en una democracia? Pues ¿qué hay hoy, más que una dictadura de burgueses? Se nos ataca porque vamos contra la propiedad. Efectivamente. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: ‘Como en Rusia´). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aun los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar. El 19 vamos a las urnas… Más no olvidéis que los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas. ¿Excitación al motín? No, simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”. El Socialista, 9-11-33.

- “Cuando el Frente Popular se derrumbe, como se derrumbará sin duda, el triunfo del proletariado será indiscutible. Entonces estableceremos la dictadura del proletariado, lo que… quiere decir la represión… de las clases capitalistas y burguesas”. 24-5-36, en Cádiz, tras la victoria del Frente Popular. El socialista, 26-5-36. H. Thomas, La guerra civil española, Grijalbo, Barcelona, 1976, p. 203.

- “Hay que apoderarse del poder político; pero la revolución se hace violentamente: luchando, y no con discursos”. Congreso de las Juventudes Socialistas. R. Calaf Masachs, Revolución del 34 en Asturias, Fundación José Barreiro, Oviedo, 1984, p. 57.

- “No creemos en la democracia como valor absoluto. Tampoco creemos en la libertad”. (Verano de 1934 en Ginebra). M. Martínez Aguiar, ¿a dónde va el Estado español?, Madrid, p.135.

- “Nuestro partido, es ideológicamente, tácticamente, un partido revolucionario... cree que debe desaparecer este régimen". Mitin en el Cinema Europa de Madrid (1-10-34).

- “Un recuerdo para todas las víctimas ocasionadas por la represión brutal de octubre … y que prometemos que hemos de vengarlas… No vengo aquí arrepentido de nada… Yo declaro... que, antes de la República, nuestra obligación es traer al socialismo... Hablo de socialismo marxista... socialismo revolucionario... somos socialistas pero socialistas marxistas revolucionarios… Sépanlo bien nuestro amigos y enemigos: la clase trabajadora no renuncia de ninguna manera a la conquista de Poder… de la manera que pueda…La República… no es una institución que nosotros tengamos que arraigar de tal manera que haga imposible el logro de nuestras aspiraciones… Nuestra aspiración es la conquista del poder... ¿Procedimiento? ¡El que podamos emplear!… Parece natural que se aprovechase ahora la ocasión para inutilizar a la clase reaccionaria, para que no pudiera ya levantar cabeza”. El Socialista, 13-1-36. En el cine Europa.

- "El Partido socialista no es un partido reformista (...) cuando ha habido necesidad de romper con la legalidad, sin ningún reparo y sin escrúpulo. El temperamento, la ideología, y la educación de nuestro partido no son para ir al reformismo". Discurso en el XIII Congreso del PSOE, celebrado en 1932, siendo Ministro de Trabajo.

- "El jefe de Acción Popular decía en un discurso a los católicos que los socialistas admitimos la democracia cuando nos conviene, pero cuando no nos conviene tomamos por el camino más corto. Pues bien, yo tengo que decir con franqueza que es verdad. Si la legalidad no nos sirve, si impide nuestro avance, daremos de lado la democracia burguesa e iremos a la conquista del Poder". 13 de noviembre de 1933.


Esta última no tiene desperdicio

Carrillo esta vivo, que se empiece por él "Carnicero de Paracuellos"

Anónimo dijo...

Usted "señor anónimo" lo ha dicho en su extensa retahíla. Los republicanos sentenciaron así ante el temor a un golpe de estado (1933-1936). Es decir, desde que gana la CEDA de Gil Robles y se hace imposible controlar a los insurrectos de abajo. Y tres años. El Franquismo empezó a tirar serpientes venenosas por la boca y a hacer matanzas incontroladas desde 1936 hasta 1975. 40 años. Así que no me venga con bainas. De hecho, el propio presidente de la República, Manuel Azana, en su famoso discurso en el Ayuntamiento de Barcelona en 1938 dijo lo siguiente: "paz, piedad y perdón". Sabían lo que habían hecho, el terror que no habían podido controlar. Pero no sabía que el miedo y la sangre de la izquierda se iba a derramar durante 40 largos años más.
He ahí la diferencia. Unos arengaban desde arriba a extender el terror (por la patria). Los otros, se sentían indefenso ante la impotencia de no poder controlar a las bases exaltadas.

Anónimo dijo...

Si no has leido las frases que he puesto pero no vienen precisamente de abajo sino del mismísimo Largo Caballero, que no era precisamente un de los de "abajo".
Eso es muy típico del manual del buen izquierdista sectario hablar de forma genñerica que la violencioa de izquiedas era espontaneia, aislada e incontrolable y la de la derecha...al contrario clara la violencia mala.

Pues la Guardia de Asalto fue la responsable del asesinato de Calvo Sotelo, diputado de la CEDA, osea desde el mismo ministerio del interior se organizó el asesinato de un diputado de la oposición. Tabién fueron a por Gil Robles pero estaba en Londres, así no me hables de abajo. Y esto no es comparable a la muerte del teniente Castillo que fue asesinado por falangistas a la sazón terroristas, pero no organizado desde las mismas estructuras del poder político. Incluso se habla de la guardial personal de Prieto, quien debe sonarte...

Habla de la carcel de Madrid durante la ocupación Republicana, de las innumerables chekas que se montaron en Madrid mientras no fue liberado por Franco, las chekas eran cárceles particulres de los sindicatros y partidos políticos organizadas "desde arriba" man que te pese, la checa de fomento, etc.. habla del POUM del asesinato de Andrés Nin, de Casasviejas....
y gracias a Franco que ganó la guerra ahotra no estamos como Rumania o Humgria porque nos hubieramos convertido en un pais de la órbita sovietica.

Miguel dijo...

Querido anónimo, muy bonito el pastiche de pincha y corta que tan bien queda posteado.

Ya quisiera yo saber esos que de "muchos historiadores consideran ilegal la república"; presentamelos por favor, es mas que nada por conocer, si aparte de los que tu y yo ya sabemos y no voy a nombrar, ya que creo que los historiadores trabajan en los archivos, no en los micrófonos y en antiguos grupos terroristas de dudosa finalidad(Grapo),tienes constancia de algún historiados metodológicamente serio; o mejor todavia de la pléyade de escribanos que se encargaron de reinventar entre 1940-75 la propia historia de heroes y mártires(la iglesia católica tiene todo el derecho de encumbrar a estas víctimas también.(por cierto es verdad que el trabajo de la historia militar de Salas Larrazabal es bueno, incluso el de las chekas también, aunque al cotejarlo con historiadores actuales se ven muchos datos dudosos y una gran cantidad de errores. pero es un buen punto de partida)

Algunos antecedentes de tus argumentos:
EL gobierno de Alfonso XIII, que ya había sacado al "democrático" Primo de Ribera, padre para intentar salvar una monarquia totalmente desacreditada se cayó ante la victoria en la mayoria de las ciudades donde le caciquismo no podía ejercer sus tentáculos(simplemente te recomiendo una genealogía política desde la restauración hasta esos años y verás cuanto han cambiado los apellidos caciquiles: son los mismos¡¡)
La primero democracia real en España, le pese a quien le pese es la proclamada el 14 de abril de 1931, con su CONSTITUCIÓN, por cierto la mas moderna de la época en esa Europa que para ti es una balsa de aceite, ya que si la revolución de Asturias es la más virulenta, debemos analizar el resultado de esta virulencia que bien camuflas en las cifras,es
debido a la brutalidad militar que el general Franco utilizo sin límites en esta provincia del norte. (Supongo que la Noche de los Cristales rotos, en la civilizada Alemanía de 1938 fue una fiesta y eso que fue entre ellos mismos, la forma de convencer a sus enemigos directos es algo también conocido) Los fascismos en distintos paises europeos fueron un "periodo de avances en todos los sentidos"(a los campos de concentración,claro, que por cierto en España también se levantaron por toda la geografía)

El General Sanjurjo, también acató las reivindicaciones democráticas de la Constitución antes citada y en 1932 quiso hacerle los "honores" ¿verdad?.

"...la izquierda no admite que gobierne la derecha..."¿Cuando había gobernado esa izquierda a la que te refieres? Que yo sepa, y siguiendo a Don Miguel Artola, que no puede ser acusado de izquierdista, ningún partido obrero había accedido al poder, salvo y los partidos más votados no eran obreros, en las primeras elecciones gubernamentales de la II República. Es decir ¡¡Dos años!! y en plena crisis del 29.

Parece ser que toda la violencia la detentan los partidos de izquierda: busca por algún lugar que es el Somaten, y viendo documentos de la época y fotos,
verás a muchos sacerdotes alegremente manteniendo las
"piadosas"escopetas. En el pueblo de David están y muy claritas, durante los idílicos años 20, para controlar cualquier desman o, petición de mejora laboral por parte de los braceros y obreros: todo muy católico. Los falangistas ya dices por algún sitio que eran muy poquitos... Acción Católica, tenía juventudes que estaban muy a la moda en ese periodo.

Obviamente no justifico la violencia y la quema de iglesias, fue una barbaridad que únicamente se ha dado en paises con una presencia totalizante de la iglesia católica en todos los sectores de la vida, tanto económicos, como social, como político.(es un tema apasionante el anticlericalismo, sobre todo en el siglo XIX y XX; la figura del cura trabuqero no tendrá nada que ver...) Es simplemente una explicación.

Esta corriente de seudohistoriadores de micrófono de intentar culpar del golpe de Estado contra el gobierno democrático perpetrado en 1936 tiene muy buena acogida entre los que veo qe tanto saben de historia(pinchando y cortantando) pero entre los que realemente se dejan los ojos en los miles y miles de documentos, entre los que someten a una riguroso control de sus compañeros, en los que se esfuerzan por mantener una metodológía científica y estructurada no suelen tener mucho eco; eso sí, los historiadoes del microfono cuentan con un apoyo mediático y editorial espectacular que es recibido con bombo y platillo, por quienes se resisten a creer que la historia que aprendieron en la "maravillosa" dictadura estaba construida en un aparataje propagandistico digno de la escuela goebeliana.

Disculpen si he cometido algun fallo en la redacción, yo si que lo he escrito todo, tecla a tecla, sin necesidad de un "ratón" ladrón de discursos enlatados y postezlnwa

Un saludo a todos.

begusa dijo...

hay veces que tras un proceso "traumático" el ser humano tiende a pensar que si no se habla, si no se piensa en ello, si se barre y se esconde debajo de la alfombra es un poco como "si no hubiera pasado" o como si ya no sangrara la herida... pero el arpón sigue bien hundido en la piel... hay que ser valientes y curar heridas... en tierra podrida no crece nada bueno ; )