14 de abril de 2011

¿Es necesario firmar contra la corrupción?

Ayer, el candidato por Izquierda Unida-Verdes de Yecla a la Alcaldía, mi amigo José Miguel Castillo Mora estampó su firma en el “Compromiso Ético por la Regeneración Democrática”, un documento impulsado por la cúspide de Izquierda Unida y que han de firmar todos los candidatos que concurran bajo estas siglas a las próximas elecciones municipales y autonómicas de mayo. Pero, ¿qué es este compromiso?

Simplemente, es un decálogo específico de actuación contra la corrupción por el que los candidatos de esta formación asumen una serie de importantes compromisos con sus electores de cara a su actividad política. Es decir, un documento donde los responsables de Izquierda Unida en toda España prometen exigir al Gobierno la regulación por ley de los salarios de los cargos públicos locales, actuar con transparencia y austeridad, rechazar los obsequios e invitaciones personales que recaigan sobre funcionarios o cargos públicos, establecer un sistema de dedicación absoluta para que sea incompatible ostentar un cargo y, a la vez, pertenecer a una empresa privada, sobre todo si están relacionadas con la construcción y el urbanismo...

Firmantes del compromiso
En conclusión, un compromiso que no hace más que recoger una serie de principios obvios y morales que, no sé por qué tienen que ser puestos en papel para que se cumplan, cuando deberían ser de obligatorio cumplimiento por todos los ciudadanos que optan a un cargo público. ¿Es necesario firmar que se colaborará con la Justicia si se conocen casos de corrupción? ¿O que se asumirán responsabilidades políticas y habrá dimisión cautelar de los cargos públicos si son pillados en casos de corrupción urbanística? Pues por desgracia sí. Y me alegro de que Izquierda Unida lo haya hecho, pues con decisiones así se ganan mi respeto, aunque con un pero que desarrollo al final.

Y digo yo, ¿no deberían los ciudadanos exigir a todos los responsables políticos que se presenten a las próximas elecciones que firmen un documento similar al ratificado por los candidatos de Izquierda Unida?

Los 100 imputados

Hace unos días, el diario El País publicó un reportaje en el que afirmaba que a las próximas elecciones municipales y autonómicas se presentaban más de 100 políticos imputados. El PP es quien se lleva la palma (incluyendo a imputados e implicados en algunos de los más graves casos de corrupción -Gürtel yBrugal-), aunque el PSOE tampoco se queda corto. Aun así, también es cierto que las imputaciones socialistas son fundamentalmente por casos menores de pequeñas y medianas localidades. En total, y según este estudio, más de 100 imputados, que se reparten en un 50% en filas populares, 35% en las socialistas y un 15% que se reparte en el resto de partidos.

Sin duda alguna, la Comunidad Valenciana bate todos los récords habidos y por haber. La rama política del caso Gürtel concurre en pleno el 22 de mayo en las listas del PP. La candidatura autonómica la encabeza Francisco Camps, imputado por recibir presuntamente trajes gratis de un empresario (El Bigotes), al que el Gobierno valenciano adjudicó decenas de contratos a dedo. Y con Camps irán otros implicados, no todos imputados, en el caso: Ricardo Costa, Vicente Rambla, Luis Díaz Alperi y Pedro Ángel Hernández. Lo más sorprendente de todo es que Mariano Rajoy ha confirmado que aunque Camps vaya a juicio durante la campaña, seguirá siendo el cabeza de lista.

Agustín Navarro, alcalde de Benidorm
A las municipales, concurren 11 candidatos del PP implicados en distintas causas, siete de ellos en la provincia de Alicante, escenario del caso Brugal. Hay también cuatro candidatos del PSOE señalados por la justicia, incluido el cabeza de lista en Benidorm, Agustín Navarro, que fue expulsado del partido por tránsfuga, pero ahora vuelve a liderar la candidatura.

En Andalucía, por poner otro ejemplo, hay 26 investigados que concurren a las elecciones (11 del PSOE, nueve del PP y dos de IU, además de otros cuatro de otros partidos). Todos en candidaturas municipales. Solo una capital de provincia: Granada, donde el aspirante socialista a alcalde, Francisco Cuenca está imputado por cohecho.

A pesar de todo esto, el Partido Popular sigue persiguiendo a los perseguidores, pues si hace unos días el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, Pío García-Escudero, ha afirmado que “imputados no significa culpables”, hoy Mariano Rajoy ha instado a Camps a retirar la denuncia que presentó el PP Valenciano ayer ante la Junta Electoral contra cuatro televisiones que informaron sobre los imputados en las listas del 22-M.


El borrón de Izquierda Unida

Antonio Rodrigo Torrijos, de IU Sevilla
Como ya he comentado, el pasado viernes Izquierda Unida presentó su nuevo código ético en un acto solemne que coincidió con la inesperada imputación del candidato de IU en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos por el caso Mercasevilla. Torrijos no ha dimitido, según como recoge el nuevo código de IU, pero también es cierto que por ahora no hay ninguna imputación firme, puesto que el auto de la jueza instructora del caso fue filtrado. Según Cayo Lara, coordinador general de IU, hoy se sigue sin saber nada. “El afectado no ha recibido todavía por parte de la justicia el auto correspondiente a la hipotética imputación que puede tener por no saber de qué”. Es decir, Torrijos todavía no sabe sobre qué va a ser imputado.

Por tanto, Cayo Lara considera que "la justicia en este país es una vergüenza" y ha calificado de "inaudito" el hecho de que "una persona que está siendo condenada socialmente a través de los grandes medios de comunicación no sepa sobre qué supuesto delito se le imputa", ante lo que ha criticado la "impunidad más absoluta en una decisión que está afectando concretamente al prestigioso y la honorabilidad de una persona".

Aun así, el Colectivo Prometeo de Córdoba, que aglutina a un importante núcleo de personas vinculadas a IU en torno a la figura de Julio Anguita, colgó el pasado domingo un escrito en su página web titulado “Predicar dando trigo: Izquierda Unida y la corrupción”. En él, se exige que Torrijos presente su dimisión porque está ante “una inmejorable oportunidad de dar una lección de ética y coherencia”. 

No hay comentarios: