18 de noviembre de 2011

Por qué no voy a votar ni a PP ni a PSOE

1.    El salario medio en España es de 21.500 euros brutos anuales, la mitad que en Alemania o Reino Unido. El 63% de los españoles es mileurista o algo peor.

2.    España es el segundo país de la UE-15 con mayor desigualdad económica, solo superado por Portugal. Es decir, los ricos son cada vez más ricos y los pobres, más pobres.

3.    La tasa de pobreza relativa en España supera el 20%. Se consideran pobres aquellos hogares que ingresan menos de 14.300 euros al año para una familia de dos adultos y un menor de 14 años; o menos de 16.680 para un matrimonio con dos hijos. ¿Eres pobre y no lo sabías?

4.    Uno de cada cinco jubilados es pobre y el 77% de ellos no llega a mileurista.

5.    La tasa de pobreza infantil es del 17,2% según datos de UNICEF. España es el país de la UE que menos dinero público invierte en infancia (0,7% del PIB).

6.    En cambio, los altos directivos españoles son los mejor pagados de Europa. Su salario no ha parado de crecer. En 2009, el peor año de la crisis, sus sueldos aumentaron un 15%.

7.    Los 584 altos directivos de las empresas del IBEX 35 (las más grandes de España) cobraron en 2009 un millón de euros de media. Un sueldo equivalente a 113 salarios mínimos.

8.    En 2010, se subieron el sueldo otro 20%, llegando los 90 consejeros mejor pagados de España a los 3,2 millones de euros anuales de media. Jamás habían cobrado tanto.

9.    Mientras, el sueldo real de los españoles baja. España es el único país de la OCDE (los 34 países más ricos del mundo) donde el salario medio no aumentó en los años de bonanza. Entre 1995 y 2005 el sueldo medio perdió un 4% de valor adquisitivo, mientras que los beneficios empresariales españoles crecieron un 73%.

10. Solo un 15% de los trabajadores está afiliado a un sindicato; el 72% de las empresas está afiliada a la patronal.

11. En 2010, las compañías del IBEX 35 ganaron cerca de 50.000 millones de euros, un 21% más que en 2009. Es el mejor resultado de toda su historia.

12. Telefónica ganó 10.167 millones en 2010. Es el mayor beneficio jamás declarado por una empresa española. Sin embargo, ha presupuestado 658 millones de euros en 2011 para reducir su plantilla.

13. El 82% de las empresas del IBEX 35 utiliza paraísos fiscales para declarar impuestos.

14. España también se ha convertido en paraíso fiscal para empresas extranjeras. ExxonMobile, la petrolera más grande del mundo, tiene una filial en España que ganó en dos años 9.907 millones de euros y no pagó ni un duro a Hacienda. Solo tiene en plantilla a un trabajador y se ha beneficiado de ayudas fiscales por valor de 1,5 millones de euros españoles.

15. España es uno de los países de la UE que menos invierte en I+D: el 1,38% del PIB frente al 2,01% de media del resto. La inversión militar en 2009 en España también equivalió al 1,3%. ¿Gastamos lo mismo en ejército que en I+D? No, todavía es peor, porque gran parte de lo que España contabiliza como I+D es también inversión militar.

16. Somos uno de los países de la UE con mayor desigualdad entre hombres y mujeres. La brecha salarial es del 22%, cinco puntos más que la media europea.

17. España es el país de la OCDE con mayor porcentaje de universitarios (44%) que trabajan en empleos muy por debajo de su preparación.

18. En cambio, en España tenemos al entrenador de fútbol mejor pagado del mundo: Mourinho cobra diez millones de euros, 1.133 veces el salario mínimo interprofesional.

19. También está el equipo deportivo que más dinero ingresa de todo el planeta: el F.C. Barcelona, que recaudó 445 millones de euros en 2010, una cifra que jamás ha ingresado ningún equipo NBA.

20. España también es el país europeo con más billetes de 500 euros. Uno de cada cuatro está aquí. Es más, el 65% de todo el dinero que se mueve en este país es con esos billetes. De los 52.244 millones de euros en billetes de 500 que circulan, más de 16.000 millones nunca ha pagado impuestos.

21. En España hay cuatro millones de empleos en economía sumergida y un desfalco anual de 32.000 millones de euros. Somos el único país del planeta donde hay un amplio sector de empresarios que declara ganar menos que sus propios trabajadores...

22. España es el país de Europa con más paro (20,7%), doblando al resto de países. ¿Tasas similares? En Mozambique (21%), Irak (19%) o Sudán (19%).

23. El paro juvenil supera el 46%, es decir, cinco de cada diez jóvenes menor de 25 años no trabaja. Además, el 16% ni estudia ni trabaja. Esto explica que más de la mitad de los jóvenes entre 18 y 34 años viva con sus padres (52,4%).

24. El salario medio de los jóvenes no llega a 16.000 euros anuales. En 2008, necesitaban un 95% de ese sueldo para comprarse una casa. Ahora, ‘solo’ un 77%.

25. Mientras tanto, ex diputados, ex ministros, ex senadores, ex presidentes de gobierno y demás altos cargos públicos cobran pensiones vitalicias a costa de nuestros impuestos, algunas de varios miles de euros.

¿Qué os parece? Cuando estalló la crisis y se salvó a los bancos con dinero público, los grandes mandatarios mundiales prometieron reformar el capitalismo, pero al final ha sido el capitalismo quien nos ha reformado a nosotros. Los trabajadores están perdiendo derechos adquiridos durante años de lucha y a nadie le preocupa. Se va a trabajar hasta los 67 años y con una precariedad que asusta. Nos amenazan con privatizar la sanidad y la educación y nadie se alarma. ¿Por qué hablan de “gasto sanitario” y, en cambio, dicen “inversión militar”? ¿No es todo inversión? ¿O acaso solo se gasta en lo que beneficia a los ciudadanos? Incluso bajo la dictadura franquista hubo manifestaciones para mejorar las condiciones de los ciudadanos. Ahora estamos alienados. Callados. Silenciados. Dormidos. ¿A qué esperáis para reaccionar?

El domingo, VOTA

El domingo hay que ir a votar. Es muy importante que ejerzas tu derecho a voto y deposites la papeleta en la urna. En las elecciones municipales, España sufrió la mayor abstención de su historia. Miles de ciudadanos decidieron no ejercer su derecho. ¿Sabéis qué pasó? Que apenas nadie se hizo eco de esa crispación silenciosa. El Partido Popular festejó su apabullante victoria sin importarle que solo fuera apoyado por una parte relativamente pequeña del electorado. Por ejemplo, en Yecla “la abstención” habría obtenido siete asientos en el pleno municipal. Por tanto, creo que no formar parte del sistema por mucho que se esté en contra de él no es la mejor solución, puesto que esos no-votos no cuentan para nuestros políticos.

El caso del referéndum para la Constitución Europea fue el más chocante. Según el Gobierno, de cara a la Unión Europea, fuimos el primer país en aprobar la Constitución Europea por mayoría en referéndum. El caso es que el 76% de los votos fue para el sí, por lo que la Constitución fue aprobada por una amplia mayoría. Eso sí, solo fue a votar el 42% del censo. Casi el 60% de los españoles se quedó en casa. Fue la participación más baja de toda la historia de la democracia. ¿Sirvió para demostrar algo? No.

Por lo tanto, en España, la abstención no significa que estés en contra del sistema. En España tu no-voto se va a tomar como un voto a la mayoría. Si realmente te da igual lo que salga, perfecto. Si te da igual que suba el paro, la gasolina, las hipotecas, la delincuencia… En fin, eres libre de no votar.

El voto nulo

Si no te sientes representado por ningún partido, sin duda esta es la mejor opción. Los votos con papeletas no oficiales, votos a más de un candidato, votos rotos, votos con dibujitos... todos esos son votos nulos, porque aunque el votante se ha personado para dar su voto, el voto no se atiene a las reglas.

Este voto, igual que las abstenciones, no suma votos en el cómputo global de votos emitidos y, para los efectos, es lo mismo. Se registra como nulo para que la contabilización al final de la jornada, entre válidos, nulos y abstenciones, sume el 100% y nadie diga que ha habido tongo. Aun así, esta es la mejor forma de protestar contra el sistema, pues tu voto se contabiliza como tal, pero no se suma a la mayoría, algo que sí ocurre con el voto en blanco.

El voto en blanco

Según la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, en su artículo 96, punto 5: “Se considera voto en blanco, pero válido, el sobre que no contenga papeleta y, además, en las elecciones para el Senado, las papeletas que no contengan indicación a favor de ninguno de los candidatos”.

¿Qué los diferencia de una abstención o un voto nulo? El tema de que sea un voto “válido”. El voto en blanco es válido porque sí cuenta para el cómputo final de votos. Pero si te piensas que se va a traducir en escaños en blanco, te equivocas de pleno. Entonces, ¿qué se hace con ellos?

Estos votos perjudican a los partidos menos votados. En España no se utiliza un sistema proporcional normal y lógico, en el que cada partido se lleva el tanto por ciento de escaños que ha conseguido en las urnas. En España utilizamos una complicada fórmula matemática, la ley d’Hont (explicada pasito a pasito aquí y aquí), con una regla de salida básica: si no llegas al 3% de los votos, no entras en el juego. Los votos en blanco, aunque no se le reparten a nadie, sí que hacen el saco de votos más grande, con lo que los porcentajes, se hacen más pequeños. Como consecuencia los partidos con menos votos salen perdiendo.

Además, los artículos 68 y 69 de la Constitución Española establecen que la circunscripción electoral para las elecciones generales (Congreso y Senado) es la provincia. Eso quiere decir que, aunque un partido se pase del 3% en el recuento de votos nacional, si provincia a provincia no llega al 3%, queda eliminado. En las últimas elecciones generales, le pasó a IU de manera escandalosa. Aunque sacó más votos que CiU en las elecciones al Congreso, sacó 8 diputados menos. ¿Por qué? Porque circunscripción a circunscripción había quedado eliminada, a pesar de tener un total nacional superior.

En todo caso, hay una iniciativa llamada “Escaños en Blanco” que te proponen que les votes a ellos. Ellos a cambio, cada escaño que consigan lo dejarán vacío, siempre que legalmente sea posible. Y cuando no lo sea, no lo defenderán ni votarán en los plenos, excepto si es para votar que los votos en blanco se conviertan en asientos vacíos en una futura Ley Electoral.

Mi propuesta

Nos podremos quejar todo lo que queramos, tenemos libertad de expresión, pero si no votamos el domingo, las cosas no van a cambiar. Claro, viendo que abstenerte no es una opción, romper tu papeleta no sirve de mucho y dejar el sobre vacío menos todavía, ¿qué hacemos?

No votar al Partido Popular ni al PSOE (ni a CIU ni PNV si tienes la opción de votarles). Elige entre los muchos partidos pequeños que se presentan. En la Región de Murcia puedes elegir, además de entre los más conocidos Izquierda Unida-Verdes, UPyD, Equo o los anteriormente mencionados de Escaños en blanco, entre otros tan dispares como el PACMA (Partido Contra el Maltrato Animal), Muerte al sistema, Foro Centro y Democracia, PCPE... Tienes hasta 12 alternativas a PP y PSOE. En esta web, si aplicas el filtro Murcia, podrás encontrarlos todos: www.socvot.com/partidos

En conclusión, no votes a los dos grandes partidos. A esos que acumulan casos de corrupción. Los mismos que están acabando con nuestro estado de bienestar mientras se venden a los grandes bancos y al sistema financiero. Porque los Estados los dirigen los ciudadanos, no los poderosos. El próximo domingo, muchos trabajadores, obreros, “clase media”... votarán al mismo partido que los banqueros. ¿De verdad os sentís como ellos? Ellos serán quienes acierten con su voto. No suelen equivocarse nunca. 


Fuente: Capítulo de Ignacio Escolar en Reacciona y #nolesvotes

1 comentario:

Bones mans - Reformas en Mataró y maresme dijo...

Yo tengo claro que voy a votar a IU que seguro no me van a defraudar porque no gobernarán jajaja