7 de enero de 2011

Jardines Impresionistas en la Fundación CajaMadrid y el Thyssen-Bornemisza


Los amantes del color están de enhorabuena. La Fundación Caja Madrid, en la Plaza San Martín, más conocida como la Plaza de las Descalzas, acoge hasta el 13 de febrero una magnífica exposición sobre jardines impresionistas en colaboración con el Museo Thyssen-Bornemisza. Esta muestra presenta un vasto recorrido por el tema del jardín en la pintura desde mediados del siglo XIX hasta comienzos del XX.
A mediados del XIX, la introducción y el cruce de cientos de plantas y especies de flores exóticas procedentes de Asia, África y América, así como la apertura al público de los parques reales, estimularon en Francia y en otros países europeos un gran movimiento hortícola. Diseñar y cultivar jardines se convirtió en una pasión a la que no fueron ajenos los pintores impresionistas como Monet o Caillebotte.
El objetivo de los impresionistas era conseguir una representación del mundo espontánea y directa. El Impresionismo parte del análisis de la realidad. Hasta entonces, la pintura reproducía un escenario en el que ocurría un acontecimiento que conformaba el mensaje para el espectador. Ahora, se quiere que la obra reproduzca la percepción visual del autor en un momento determinado, la luz y el color real que emana de la naturaleza en el instante en el que el artista lo contempla. Se centrarán en los efectos que produce la luz natural sobre los objetos y no en la representación exacta de sus formas, ya que la luz tiende a difuminar los contornos.
Ven colores que conforman cosas, y esto es lo que plasman, formas compuestas por colores que varían en función de las condiciones atmosféricas y de la intensidad de la luz. Todo esto hace que elaboren una serie de un mismo objeto en diferentes circunstancias atmosféricas y temporales, no les importa el objeto, sino las variaciones cromáticas que sufre éste a lo largo del día.
Los impresionistas eliminaron los detalles minuciosos y tan sólo sugirieron las formas, empleando para ello los colores primarios (azul, rojo y amarillo) y los complementarios (naranja, verde y violeta). Consiguieron ofrecer una ilusión de la realidad aplicando directamente sobre el lienzo pinceladas de color cortas y yuxtapuestas.
Los grandes representantes del Impresionismo fueron Eduard Manet (1832-1883), aunque se sitúa un poco a caballo entre el realismo y el Impresionismo; Claude Monet (1840-1926), que se convierte en uno de los pintores que más contribuye al movimiento; Edgar Degas (1834-1917), que trabaja más la forma que el color y Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), que aportó una interpretación más sensual al Impresionismo.
Los jardines de la Fundación
La exposición, que se recoge parte en la Fundación Caja Madrid y parte en el propio Museo Thyssen, muestra el jardín como un punto de encuentro entre lo urbanizable y lo rural. Puede ser una isla de naturaleza en medio del asfalto o bien un fragmento de orden civil en mitad del campo. En la muestra expuesta en la Fundación, de acceso libre (la del Thyssen cuesta 8 euros), ofrece cuadros que representan grandes espacios verdes de carácter público y pequeños jardines privados, frecuentemente vinculados a la casa del artista. En la gran sala central de la Fundación Caja Madrid se percibe la evolución del tema del jardín en la obra tardía de los impresionistas franceses (Monet, Pissarro o Caillebotte) y en las generaciones de pintores postimpresionistas (Van Gogh, Klimt, Vuillard, Bonnard o Toulouse-Lautrec). En la planta superior del edificio, la atención se desplaza hacia la pintura naturalista europea y americana del cambio de siglo. Todo un elenco de pintores alemanes, escandinavos, británicos o estadounidenses que también se dejaron influir por la búsqueda de la luz y el aire libre.
Sin lugar a dudas, una exposición digna de visitar, sobre todo para aquellos que quieran alegrarse el día a través del color, la luz y la naturaleza propia del Impresionismo del XIX. Y yo sé que algunos de los que lean esto se sentirán identificados. Así que, id a verla.
Cuadros ilustrativos
1. Vegetación, de Marx Erns
2. El jardín del pintor en Eragny, de Pissarro
3. Flores de loto, de Curran

No hay comentarios: