23 de marzo de 2011

Mi nuevo blog... en Infoempleo.com


Hace unos días, quedé para tomar unos vinos con mi antiguo jefe de Infoempleo.com, el suplemento de ABC donde estuve hace un par de años y que tanto me enseñó, y me propuso algo que no pude rechazar: tener mi propio blog en la web de Infoempleo.com donde contar mis experiencias en el mundo autónomo. Así que os dejo el primer post y en cuanto tenga el blog abierto os pasaré el enlace.

Me presento: Soy autónomo

Periodista. 25 años. Autónomo. Cuando tomé la decisión, muchos me tomaron por loco. “Si tu profesión ya de por sí está mal, ¿cómo vas a conseguir trabajo suficiente para subsistir por tu cuenta?”. Ciertamente, a esas voces no les faltaba razón, pero si en octubre de 2010 dejé de ser un empleado por cuenta ajena fue, aparte de porque tenía algo de trabajo a la vista, porque realmente estaba cansado de sentirme menospreciado y rematadamente mal pagado. Y los periodistas sabrán mejor que nadie de lo que hablo.


Así que después de varios años trabajando para beneficio exclusivo de terceros, tenía ganas de cambiar. Pero vayamos al principio. Con apenas 22 años, y sin haber terminado todavía la carrera, Infoempleo.com confió en mí y me dio la oportunidad de trabajar como coordinador en el suplemento que cada domingo publicaba con el diario ABC y con el resto de cabeceras regionales del grupo Vocento y que ahora está integrado en “Empresa”. Sin duda, un año que me ayudó a ganar muchísima experiencia en esta profesión, gracias a unas fantásticas compañeras de redacción y a un ambiente realmente sano de trabajo.  

Pero al salir de Infoempleo.com, a donde he tenido la suerte de volver gracias a este blog, todo cambió. Mi andadura profesional se dirigió entonces hacia el mundo de la agencia de comunicación, el único sector dentro de la rama del Periodismo que, a mi modo de ver, todavía es medianamente solvente. Ahí, por casualidad, me crucé con la candidatura de Córdoba a Capital Europea de la Cultura en 2016 y, desde entonces, no nos hemos desligado. Tras seis meses en esa empresa, donde fui encargado de prensa de actividades tan importantes para la ciudad andaluza como el Festival de la Guitarra o Cosmopoética, decidieron no renovarme el contrato.

Tras unos meses apartado del mundo laboral, y después de haber retomado estudios, el Festival de la Guitarra de Córdoba volvió a llamar a mi puerta. Y no pude decir que no. Sobre todo porque en esa edición se celebraba el esperado 30 aniversario. Así que, contratado por otra empresa y bastante mal pagado, todo hay que decirlo, comencé a preparar este deseado cumpleaños con tesón y esmero. Pero eso sí, desde mi casa, con mi ordenador, con mi teléfono móvil... Es decir, casi como trabajador autónomo, pero sin serlo del todo.

Al final, y tras concluir un festival de ensueño con récord de alumnos en el programa formativo y de público en los conciertos, los responsables de Gran Teatro de Córdoba, que son los organizadores, me convencieron para que me diera de alta como autónomo y seguir así trabajando con ellos, pero sin intermediarios que sólo pusieran la mano.

En octubre tomé la decisión. Y empezó el caos. Menos mal que la primera medida, fue la más acertada: contratar una asesoría fiscal. Sin duda, la mejor inversión que hice. Me olvidé de pelear con funcionarios del Estado, de hacer colas interminables y, en definitiva, de perder horas de valioso tiempo. Aunque poco después, me tocó torear mi primer astado: la negociación.

Hasta ahora siempre había estado ligado a una empresa, con un sueldo fijo y preocupándome sólo de hacer bien mi trabajo. Pero ahora, tenía que negociar directamente con los clientes, algo que realmente me gustó. No es que tenga madera para ello, pero cuando te percatas de que tienes que pagar IVA e IRPF cada trimestre, cuota de autónomo mensual, más otra serie de gastos acordes a la nueva situación, te conviertes en un lince del tira y afloja. Y para empezar a engancharos, os anuncio que en el próximo post hablaré de cifras, que al fin y al cabo es lo que más importa...

En conclusión, que no he parado de trabajar desde octubre. Primero fue el Concurso Nacional de Arte Flamenco, ahora estoy metido de lleno en la presente edición de Cosmopoética, en mayo el Gran Teatro acoge la gala de entrega de premios de los Max de teatro, y en julio me espera el Festival de la Guitarra, que ya estamos preparándolo con ilusión. Además, llevo junto a un amigo un periódico digital local (www.elperiodicodeyecla.com) y alguna que otra actividad menor con empresas de diferente índole, todo relacionado con el mundo de la comunicación, que es lo que más me gusta. 



No hay comentarios: